sábado, 16 de junio de 2012

A Sita

Sita, quité la entrada, la envié a la papelera. No fue ayer un buen día inspirado. El serial queda pendiente, y  creo que refabricaremos el capítulo 2, Dios mediante, en Igueste, amontonando piedras, haciendo una pirámide donde enterrar lo que hay que enterrar. Ayer estuve en Luchalibro. Ganaron los mejores. Dos mujeres y dos hombres. Paridad de sexo. Los perdedores mordieron el polvo y disimularon su humillación. Luego pasamos por Santa Cruz Blues, pero aquello ya había terminado. Así que subimos al Generador. El Generador no es que sea un lugar de poder en mi caso. Me aturde tanta humanidad, pero últimamente no doy una. Me dejo llevar. Sin embargo, grato tiempo con Hosmán, Cristi, Jose y Ramón. Ramón y yo fuimos los primeros en retirarnos. Ahora observamos las cucarachas en la noche con lupa. La que corre, la que vuela, la que pelea con las hormigas. Hormigas unidas nunca serán vencidas. Por eso son comestibles. Las cucarachas no. En fin, que viernes de gloria, sábado de martirio. Aunque no del todo. Hubo en la tarde tres horas que valen lo que pesan. Tres horas en la gloria. A pesar de todo lo demás, escollos y pedradas, esas tres horas no las cambio. Un beso.

2 comentarios:

Pancho Calero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sita dijo...

A Jesús
Sí ya lo vi. Esta bien. No todos lo días le llega a uno la inspiración. Se hizo con mucho humor y una jartá de risas. Yo me lo pasé bien, y Ariadna, bien contenta cuando vio que estaban sus frases. Eso es lo que importa. Y fue gracias a ti, mi querido Amigo.
Sin embargo... me gusta la idea del serial. Me parece divertido, creo que de eso se trata, de divertirse y sin malos rollos.
Bueno, pues lo dicho, a refabricar el capítulo 2.
Un beso .