viernes, 15 de septiembre de 2017

sin título

como no me escribes
sigo escribiendo
a ver si Pepe y Chito
remontan el vuelo
no sólo en la artes
sino en el dinero.
El dinero es un arte
si viene del cielo,
lo dijo Calvino
y también Maquiavelo.

Bueno, Pepe, quiera la Fortuna q el dinero sea estable, la salud la suficiente y el amor un poquito.

y que el genio no se mandé a mudar.

tenemos un harén de musas. Satírica, Bucólica, Amorosa, Ceñuda, Filosófica, Chabacana y Maquinista, la de Letras Arias. No descuides eso. No todos los días se inventa un sistema algebraico gramatical de fabricar poemas.
A las musas hay que cuidarlas. Son siete. Como los enanitos. Seguro que Blancanieves cuidaba bien a los enanitos. Así tenemos que hacer nosotros.

Y afinar con el Lema de la empresa.
Hasta ahora era uno de los poemas guanches que se conservan:

Para qué quiero pan, ni agua ni vino
si Agarfa no quiere mirarme.

Hay que cambiarlo. Ir al otro poema guanche conservado:

únamonos, gente de la misma tierra, porque si no, estamos perdidos.

Bueno, la Poesía es cosa del tonal. Y el albatros, como el romanticismo, ha pasado a mejor vida. Y ahora hay que andar por la cubierta del barco, entre los rudos marineros. La cubierta del barco son cosas como facebook. Hay que joderse.

La modelo dice que estoy loco. Sí, mi locura es que entiendo bien a los cuerdos. Una locura tonificante. No entender no está mal pero entender está mejor.

beso y abrazos, Pepe.

Chito

miércoles, 13 de septiembre de 2017

más noticias

pasa Hilario a arreglar un enchufe en mi casa. Luego, afuera con cerveza y cigarro, Hilario cuenta sus días de fútbol en el Real Unión, San Andrés, etc. Joder, me recordó la novela Jubiabá. Cuando leí esa novela, hace siglos, no hacía sino acordarme de Barrio Nuevo, su ambiente, la gente conocida, un beso en los labios a una chica de Las Palmas en una calle de tierra con un pikud a la puerta de cada casa, todos con corridos mexicanos, y la muchacha y yo corriéndonos en la parte oscura de la calle, oyendo las músicas, los corridos que se entrelazaban unos con otros y parecía que estaba tocando Jimi Héndrix.

Jubiabá la leí hace tiempo. No sólo el ambiente y la historia me recordaron este sitio del mundo. También detalles. Era un muchacho de barrio que destacó un poco en el boxeo y, esto no lo recuerdo bien, se enamoró de una chica q trabajaba en un circo. Literatura brasileña conozco poco pero no sabes cómo me envuelve lo que conozco, lo q he conocido, desde el culebrón Doña Bella hasta Rubem Fonseca...

Por la retahila ya sabes cómo va el cuento del lagarto de arona. Es curioso, porque la novela tal lo pone a él de personaje decorativo al comienzo, sólo al comienzo.

Hoy me pasó una cosa que si la cuento no te la crees. Tiene con ver con el dinero. 68 céntimos. 4,68 euros fue la cuenta de hoy en el Komo Komo. Siempre llevo céntimos porque siempre hay céntimos. Pos llevaba 68 justos. Exactos. Ni menos ni más. 68 monedas cobrizas. Como Inspiración.

Hoy vi de nuevo la foto donde Instinto toca su rodilla. Qué bella. Recuperé unas alas perdidas, pero también una paciencia infinita, Pepe.

Veo que pa lo de Araya nadie resuella.

Hoy encontré la novela Mejor cuando improvisas, la mejor novela del autor. Él se agría y se distancia, supongo, porque la del carnaval no se la ponderé como a Mejor... Una novela que debería estar en las escuelas públicas.

Bueno, Pepe

Vamos a la cama, que hay que madrugar...

Chito


lunes, 11 de septiembre de 2017

nena, deja el romanticismo

soy hombre y me quieren las mujeres

soy pobre y no me falta nada

mucho escribo y nada digo

hace frío y estoy caliente

hace calor y estoy frío

no juego y siempre gano

un laberinto es mi hogar

una cárcel mi refugio

y tal como Francisco Villon

muero de sed junto a la fuente.

Pepe, este es el desarrollo del primer verso del tango que construímos la otra noche en el Equipo Para, mientras Gonzalo recitaba más lejos poemas de Alba Sabina. Ahora, Viejo, en buena ley te toca a ti coger el testigo y desarrollar el primer verso del primer estribillo: nena, deja el romanticismo.

Estamos condenados a estudiar más a fondo la teoría de la relatividad. Me dejaste una vez un libro que la explicaba. El autor, un rollista. El profesor hace mucho. Yo de adolescente me enseñó Matemáticas bien la señorita Mercedes en el ático del colegio. Me encantaban sus clases, aunque  dejé de ir cuando se rió de mí xq descubrí, solo, sin ayuda de nadie, el teorema de Pitágoras. Yo entonces andaba mucho con Ramón Pineda, que veneraba a Einstein sobre todas las cosas. Una vez construímos un cohete pero no llegó a la luna, y una barca que él construyó, siguiendo la geometría euclidiana, se fue pal fondo, y eso que en buena ley tenía que quedar flotando porque era de madera.

Pepe, tenemos que demostrar, con aritmética aplastante, y si ya no se ha demostrado, que

0 = Infinito

Cuando lo logremos, ya verás cómo la empresa Pepe&Chito Poetas a Domicilio empieza a funcionar como tierra fértil después de la lluvia.

Bueno, Pepe, escribe tú ahora, porque si Juan Royo lee este blog, va a decir que estoy chupando páginas.

Chito

psdata
iba a publicar pero me llamó mi hermana y me fui con mi hermana. Algo hablamos sobre la guerra de Amelia Pisaca contra "la mafia de las murgas". Eligieron dos carteles finalistas pero dos que presentó ella no eligieron ninguno. Montó en cólera, los finalistas eran peores que los della. Yo no sé, escribí en facebook a su favor, más o menos, pero ya vi los finalistas. El que se ve un zepelín sobre Santa Pus me gustó sobre todos los demás. Además los finalistas cuidaron las manchas tipográficas: SANTA PUS 2017. En los della la información necesaria está diluida, ni siquiera la recuerdo. Un cartel de carnaval es pintura y diseño tipográfico, como el que hicimos nosotros cuando transformamos (esto ponlo en inglés) el cartel de Pepe Dámaso. Pero más que Amelia y sus carteles, Euclides se puso en medio y cortó las líneas de atención.
Busqué geometría de Euclides. Entendí los dos primeros postulados. Ya los conocía desde la escuela.
Pero los otros tres no los entendí. Pero me dieron motivos para llevar la teoría del péndulo a la espiral en relación con la pintura.

Si trazamos una diagonal en el lienzo desde un ángulo al otro contrario, el punto áureo de la superficie está situado en esa diagonal.
Si a partir del punto áureo trazamos una espiral que quiera cubrir la mayor parte del lienzo, el crecimiento de la espiral es fiel a la ley del péndulo, va distanciándose del punto áureo en la misma proporción numérica que el punto en la vertical del péndulo (Intuición) en relación con los puntos que caen (Inteligencia y Instinto) más distantes del punto vertical en el movimiento del péndulo (del reloj).

Bueno, esto lo dejamos por ahora como conjetura. Habría que comprobarlo. Pero Intuición, aunque sea desde los sueños, me está diciendo que sí, que la teoría es cierta.

Pepe, no te digo más xq si Juan Royo lee esto, va a decir ya está Chito creyéndose Pitágoras.
No te creas.
No sé si volver a las Matemáticas y dejar la Poesía. La esencia de los números y las formas versus la complicada ciencia de las palabras.
En fín.
Te dejo, desarrollando nena, deja el romanticismo...

domingo, 10 de septiembre de 2017

reflexión

me está pasando como hace tiempo: escribía una entrada para dejar atrás la anterior.

Tanto cinismo me está cansando, escribió Nabokov en Lolita. Escribir poemas es fácil cuando has ejercido el oído mucho tiempo. Yo me defiendo, puedo escribir versos de amor y versos de guerra. Pero ¿cuáles son los que vale la pena escribir o decir? Esos son muchos menos, sean de amor o de guerra.

Antonio Bermejo perdió el hambre de la escritura. La mujer con la que baila en La fiesta es una metáfora de la literatura.

Más vale permanecer en silencio que convertir la moneda de oro en perra chica. Ese peligro corremos todos, todo el mundo.

Por lo demás, más equivocaciones. Nunca faltan.

El arte es largo y la vida es corta. Esto creo que lo dijo Ortega y Gasset. Da igual quién lo diga.




sábado, 9 de septiembre de 2017

poesía en acción

Ay Pepe

no podemos salir porque bebo y cuando bebo me da por decirle versos a las mujeres

Verónica
tus cabellos no se llaman cabellos
se llaman  cantando  bajo la lluvia

y queda encantada nuestra querida amiga fenicia con esta versión de un viejo poema sefardí.

*
Laura
tus rodillas me llevan a tus labios
tus labios me llevan a tu nombre...

mientras rememora mi torcida cabeza la película de Isadora Duncan, cuando el poeta ruso se lanza a sus rodillas y le hace un poema a su belleza y a su danza.
*

Alba
tu cabeza tiene aura amarilla
tu corazón tiene aura azul
¿dónde tienes el aura roja?

éste ya viste que fue un fracaso. Alba odia la palabra aura.

*
Caricia Fugaz
no te vayas todavía

pero se fue, y fue fugaz la caricia. Teníamos que haberla llamado Caricia Permanente.
*
Coco
beso tus labios
me vuelvo loco

ay, porque será Pepe, que los versos más reales sean los más arrabaleros. Un día, aunque no sé un paso, bailo un tango con Coco.
*

Le dije a Verónica que el que le hice a ella era el mejor que me había salido.

--¿Tú haces poemas como haces camisas? --se enfadó Verónica. Menos mal que su enfado es masculino. Preciosa mujer.

En fin, Pepe, haciendo prácticas para cuando la empresa PEPE&CHITO POETAS A DOMICILIOS funcione.

Por eso fui al recital de Cecilia Domínguez y María Teresa de Vega, dos poetas que despiertan la inteligencia, la intuición y el instinto poético.

Y mientras  vamos y venimos, nena deja el romanticismo... Tú sabes.



Chito

miércoles, 6 de septiembre de 2017

tal vez...

Pepe:

poetas de nuestra valía hay algunos más en esta isla donde recluían a los locos

por fortuna

Anoche soñé con Intuición. Impedí que alguien se quedara, por la cara, con su sombrero. Un sombrero de mujer, de diseño atractivo y elegante. La que quiso quedarse con el sombrero de Intuición tuvo que conformarse con uno corriente, de mafia de carnaval. El caso es que esa otra también era Intuición. La página the end del sueño fue Intuición recostándose sobre mi pecho y el de otro que estaba a mi lado.

Ese otro también era yo.

Me hubiese agradado más estar yo y ellas solos. En fin, sueños, madres de ficciones.

Hablando de ficciones, llama el amigo Lagarto de Arona.

--... rencor y odio malas ideas nada tiene salida a ver si escribo un rato y luego como un  rato ayer me mande kímica me cago en diez espérate que te voy a decir una cosa... se sufre pero se aprende... ritmo colombiano... estamos en un río de mar y los gomeros son muy listos... estoy esperando la hora de levantarse en Caracas...

Y ahora me solicita amistad una chica que quiere disfrutar en la cama y le gusta con el pene duro y no por bien del dinero sino por bien del corazón.

Pene duro, coño caliente, no está mal la propuesta, sobre todo si es por el bien del corazón.

En fin, Pepe, El día no ha hecho sino comenzar y ya ves, yo sin desayunar. Y tú diciendo que no somos ficción. No sé yo.

Lo de querer ser genio, me acordaste de Juan Cabrón. Una página habla deso. Recoge un verso de un poeta de Las Palmas, "los héroes ya no existen / o están en cualquier parte". La copla de Juan Cabrón continúa pero poniendo genio en vez de héroe. Hay genios en todas partes / y todos quieren cagarte.

Si yo fuese el Padrino en la mafia político cultural estaría negociando en Estocolmo la difusión de Cucarachas con Chanel. A lo mejor vas a tener que esperar 100 años después de morirte para que tu novela sea valorada como merece. Mientras tanto, si quieres adelantar el proceso tendrías que amigar, adular y cumplir con quien tenga mando en plaza, pero como no soy yo, no te lo aconsejo. Como diría Anghel, más vale tardar cien años con dignidad que llegar antes sin dignidad.

Hoy estuve con Marcelino. En San Andrés. Hablando de poesía, de narrativa, de pintura, de plantas, de mujeres... Hermoso día en el pueblo. Limpias las aguas del mar del muellito. Menos mal. Me preguntó si le había dado la novela a Anghel. No sé si se puso un poco celoso porque sacar (supongo, no es bueno  hablar de lo que aún no es un hecho) a dúo lo criticó un poco. Un trío hubiera estado mejor, pero él está enredado todavía en lo que llama la segunda parte de Marlou Diesel. En medio del laverinto narrativo, supongo. En estos casos miras al cielo y buscas allí la respuesta o la buscas en los libros. O en un cuadro. Tenemos que seguir pintando, Pepe. La pintura es más sabia que la literatura.

--La suerte huye del hombre honrado. Hay que ser perra mala para tener porvenir en este mundo --dijo un paisano antes en Ibrahim.
Con suerte o no, quien es honrado sabe dormir, tal vez soñar.

Un abrazo, amigo del alma, del corazón y...

Seguimos.

Chito

martes, 5 de septiembre de 2017

Miríada

Querido Chito:
los seres humanos no somos ficción, pero vivimos en un mundo ficticio


Cuánto me equivoqué, Joven
quería ser un genio, alguien recordado
ahora sólo quiero aceptarme y comprender a quien no me acepta
dormir tranquilo, ser sabio


dicen que la distancia es el olvido, pero yo no concibo esa razón...
no quedan poetas como tú y yo
es fácil llorar, pero quién se atreve a reír, Chito?
Abrir y cerrar los ojos cada día a ritmo de copla y bolero
freír cebolla cn Miguel Hernández,
en un sólo verso

jueves, 31 de agosto de 2017

el tiempo...

Pepe, novedades hay, por lo menos en el alma de uno, que también repercute en el cuerpo.
Como esto no sé si lo lee alguien más, vamos a ver cómo te lo digo sin dar tres cuartos al pregonero.
Ella es... bueno, vamos a decir que es de Estambul. Eso quiere decir que está lejos. La conozco por esta máquina moderna. No te doy aquí más detalles. El sexto sentido me dice que acierto, uno no siente cosas milagrosas si milagros no  hay.
Pascal dijo que de las dos pasiones primordiales del hombre, la ambición y el amor, cada una por su lado era imprescindible para que la vida pudiese llamarse vida. Pero incompatible la una con la otra.
O te dedicas a amar o te dedicas a hacer negocios o ganar batallas. Aconsejaba que se ejerciese el amor en la juventud y la ambición en la madurez. Aunque me llames joven, Pepe, ya sabes que estoy maduro. Cuerpo maduro, con cicatrices, y algunas no del todo cerradas. Me acuerdo de la primera mujer que amé. En la juventud. Me entró la ambición y la abandoné, la dejé llorando una triste mañana y yo me fui a hacer negocios callejeros con los bolsillos llenos de blues. A la segunda que amé la amé sin descuidar la logística. Era hembra placentera y mujer sabia. Viví con ella, me instalé en la ambición profesional, ganar y pagar con mi dinero. Ahorraré detalles que me son especialmente dolorosos. El amor fuerte regresó y abandoné la ambición por el amor, dejé a mi mujer y me fui con otra. Leche machanga. Lo mal hecho no sale bien.
La tercera historia tú la conoces en propia carne.
Aunque tú digas que no, Intuición es un Sol, brilla, ilumina. Bueno, ya hablamos una tarde en el Gato. El caso es que dejó de estar en uno, ni siquiera como un enigma. De pronto me vi iluminado por otra luz, mas placentera y más sabia. Curiosamente en el tiempo ocurrió casi coincidiendo con el último eclipse.

Berto, amigo de Los Cristianos, ha vuelto a dar señales de vida. Ahora está en La Gomera. Mañana va a hablar a una radio. Bueno, historias, el hombre tiene historias a raudales.
Todos las tenemos. La mía me ha dado energía. Espero que dure.

lunes, 28 de agosto de 2017

olor a tierra

--el gomero... el profesor,  buen amigo, te trae mangas, te saca a pasear...
--si fuera una amiga sería mejor, imagina una amiga así...
--tú pides unas cosas imposibles... qué te van a sacar las chicas, pides unas cosas imposibles, imposibles, don jesús... a las chicas tienes que sacarlas tú a pasear, no ellas a ti...
La conversación nos lleva afuera, adonde la tierra de la palmera cortada, los papayos, los aloes, la tabaiba y la hierba de picos con raíces profundas. Tú dices que las deje a su aire, a esas hierbas. La modelo las arranca del aire, sin piedad, y remueve la tierra con las manos...
--No pises el cactus. Te puedes picar.
--a tu cactus lo quiero matar --se ríe.

le gusta trabajar la tierra. La miro con el sacho bailar labrando, quitando raíces, lástima que el adulterio sea mala cosa, mala hierba, sus raíces se agarran a lo profundo y sus ramas lucen a la vista de todos.
--Eh, tú, cuidado --grita el joven Luis, jardinero del viejo Luis, a uno que tira un tronco pabajo.
Se acerca a preguntarle a la modelo cultivadora si es zurda.
--No.
--Es por cómo coges la herramienta.
Supongo que es una pregunta disculpa. Se acercó a verla mejor, con sus ojos pequeños, chispeantes.
Incorporo a Luis a un segundo boceto. Por supuesto, el dibujo no es Luis ni el color es la modelo. Ella lo sabe. Y sonríe.

Pasa el hombre mayor que vende frutas.
--Uvas? higos picos?...
Pasa la vecina de la casa rosada, y salen Yeli y Nico a comprar un coche. Ella elige y él solo va a firmar.

--Busca en Yotuve el testimonio de Eugenio Masías.
Un predicador con dotes de charlatán de feria. De niño fue muy malo, lo más inocente que hacía era cortarle la cabeza a los gatos. De joven tuvo peleas, era peleón, a uno le cortó la cabeza en dos. Se fue a California, se hizo vendedor de seguros y elegido del diablo, Siete Rayos, etc. El diablo lo hizo rico, poderoso y vidente. Pero tenía que arreglar un negocio en una iglesia evangélica --la religión de la modelo--. El pastor en el púlpito hablaba lenguas --como yo cuando hablo en zajarih-- y de pronto habló español y lo señaló como sirviente del diablo. El tío se mosquió y se quiso ir. Pero si se iba no cobraba 85 mil dólares. Total, que se quedó. Un día la mujer le mandó por correo una cinta magnetofónica. Él se metió en su gran carro con siete cervezas a oír la cinta...
En fin, la película está en Yotuve. Mejor oírlo a él, en persona, y la iglesia llena de gente...

Llega el practicante. Mi cuñado.

Tengo debates algunos en el ordenador. Está de actualidad el tema Poetas. Me he metido en la dialéctica. Espero que no me pase como a Intuición, que de la dialéctica pasó al delirio y del delirio a la amargura. Hay que tener cuidado y por estar en la plaza o en la iglesia no descuidar lo más íntimo, lo que tiene uno en casa. En mi caso los lagartos. Les hablo. No huyen. Ponen la oreja. Intento imitar el sonido del viento entre las hojas. No les hablo en zajarih porque el vecino Nicolás, vigía atento desde su ventana en el piso de arriba, me va a tomar por loco. No me interesa. Ahora no interesa pasar por loco. Tenemos que sacar a flote esos dos libros, Pepe. ¿Hablaste con Anghel?

Chito

viernes, 25 de agosto de 2017

Animales suicidas

Chito, estás en cualquier sitio y de repente, mueres

 
dioses rubios o morenos
barbas negras o blancas, q más da
historia y odio se abrazan entre armas y recursos varios
todo vale y sálvese quién pueda, ahí andamos
 
chicharrones cn gofio y vino rojo quiero
tirar la basura y saludar al panadero
escuchar, xq me cansé de hablar, Joven
eso tienes q contar a quien pregunte
 
y al espejo mirarlo de frente, a los ojos
xq somos guapos y atractivos
PepeYChito, artistas a domicilio
valientes guerreros sin piedad, pero cn bondad
 
Estás en cualquier sitio y de repente, mueres
no hay pasado Q valga este presente, Chito


miércoles, 23 de agosto de 2017

¿

Pedro llamó. Hombre clave de los tiempos de la animada juventud. Esos tiempos los rememoro en la novela que ya considero concluida. Pero no es una biografía. No hablo de Ídolos de bruma, de Roberto Cabrera, una novela representativa. Marcelino la recordó anoche. Preguntó por ti. ¿Qué le iba a decir? Noche de calor. Una brasa del cigarro  me quemó los pantalones. Aparcamos en la avenida Madrid. Vimos una mesita libre. Camarero sonriente. No se aclaraba con lo  que había en la cocina y las cervezas las puso casi del tiempo. Cerveza caliente, noche de calor y dos mujeres al lado.
Una predispuesta a entablar palabras alegres con Marcelino. Yo me fijé en la otra. Cabello hasta la nuca, frente lisa, labios bembosos, ojos claros, nariz como una coma bien puesta, muslos generosos. Ella  a mí no me miró ni de reojo. Estaba enfrascada en contarle a la amiga sus aventuras matrimoniales. De rompimiento matrimonial y juicio. Marcelino la oyó y me lo contó más tarde en el callejón de los progres, también venido a menos. Dos cuadros de Koliac en El Desván.
--Te gustan? --pregunta.
--No  sé.
Hablamos de arte. Concretamente del cuadro de la artista Cecilia Giménez. Lo tenemos como referencia estética y folosófica en uno de los ejemplares únicos. Ahora lo consideran un icono del arte en el siglo XXI. Estoy de acuerdo. La artista hizo de la torpeza virtud y superó a Duchamp, demasiado intelectual.

--La rubia --recuerda Marcelino el diálogo de una de las mujeres, la que yo miraba-- decía que le iba a ganar el juicio al marido y le iba a sacar un montón de perras...

El callejón está desganado. Nada anima a pedir otra copa.

Por el mediodía había estado en la rambla. No ardían las ramas de los  laureles. Nadie conocido indicaba un tesoro en la Espiral. La escultura de Miró también está muerta. Qué tumba para tan grande delirio.

Me lleva la inercia. Como el corredor que está próximo a la meta y tiene deseos de ABANDONAR pero sabe que si no llega, todo habrá sido en balde.
Las amigas de buen ver se hacen las sordas. Me miro al espejo. No hace falta mucha lógica para comprenderlas, por mucho que la vecina galante diga que soy guapo y atractivo. Soy feo y desactivado. El amigo Titán habló de pasar noche en playa. Ni playa ni noche. Y tú...

Chito

martes, 22 de agosto de 2017

después del eclipse

El papa ... habló con el hombre que lo quiso matar y lo disculpó. Este hombre, ..., con el tiempo se hizo católico y quiso ser sacerdote.
El vecino Nicolás ayer me contó que habían abatido a un musulmán.


Mi hermana dice que ya puedo hablar en zajarih con mi sobrino nieto, porque él ya sabe bien el español. El nombre del idioma lo descubrió mi cuñado Raimundo. No siempre es el amigo el que trae una revelación, sino que a veces Dios manda al adversario como aliado. Dios tiene esas bromas.

Quien descubre el nombre de las cosas, las posee. Esto lo leí en una de las historias del recipiente sagrado, del que bebió Cristo el vino de la cena. Hitler buscó ese recipiente. Pero se equivocó de camino. El recipiente era de barro, no de oro con piedras preciosas.

--Ay, usted está loco... --dice la modelo.
Sin embargo le agrada la figura restaurada de la mujer vietnamita.
Me cuenta que de niña pastoreaba ovejas, y ya hablaba con Dios.
--¿Y Dios hablaba contigo?
--Bueno, yo sentía cosas.
Me dice que lea San Juan. El evangelio según San Juan.

A veces me entra la rabia, y procuro imaginar una mazmorra donde lo colérico se pega cabezazos contra las paredes y muerde el herrumbre de las rejas. Estar pendiente de una palabra dada en vano, perder a la mujer que amo por tonto y desabrido... este tipo de tonterías  provoca la infame rabia.
--Tienes que limpiar tus pecados.
--Yo ya no tengo pecados, sólo de pensamiento.
--Esos son los primeros que hay que eliminar. Lea San Juan.
--Posa. Sí, así... bueno, vale, así... bueno, como tú quieras.
--Total, no voy a parecerme en nada.

Esta vez el cuadro recoge cuatro esquinas del mundo. El Jardín, el Refugio, el Laberinto y la Prisión. La modelo está en lo que se supone que es el cielo. No se la ve a simple vista.

Hojeo el evangelio de San Juan. ¿Es el más simplón de todos o el diablo me está chirriando la oreja?
Salto a San Lucas.

Cuando vas junto con tu contrario a querellarte ante el magistrado, haz en el camino todo lo posible por librarte de él, no sea que por fuerza te lleve al juez, y el juez te entregue al alguacil, y el alguacil te meta en la cárcel.
Porque yo te aseguro que de ella no saldrás, hasta que hayas pagado el último maravedí.

lunes, 21 de agosto de 2017

en Proverbios

Hay una casta de gente que maldice a su padre, y también a su madre, en vez de bendecirla. Otra casta de gente que se tiene por pura, y por lo mismo no se ha lavado de sus manchas. Otra casta de gente que tiene siempre altivos sus ojos. y erguidos y levantados sus párpados. Otra casta de hombres que tienen unos dientes como cuchillos, y despedazan con sus quijadas, y se tragan los desvalidos de la tierra, y los pobres de entre los hombres. La sanguijuela de la concupiscencia tiene dos hijas, las cuales están diciendo siempre: Dame, dame.--Tres cosas hay insaciables, o más bien cuatro, que jamás dicen. ...
A quien mofa de su propio padre, y desprecia los dolores que al parirle padeció su madre, sáquenle los ojos los cuervos que viven a lo largo de los torrentes, y cománselo los aguiluchos.
Tres cosas me son difíciles de entender, o más bien cuatro; las cuales ignoro totalmente: el rastro del águila en la atmósfera, el rastro de la culebra sobre la peña, el rastro de la nave en alta mar, y el proceder del hombre en la mocedad. ...
Por tres cosas se perturba la tierra, o más bien por cuatro; las cuales ella no puede sufrir: por un esclavo que llega a reinar; por un tonto harto de comida; por una mujer que se casa con el que la aborrece, y por la esclava que es heredera de su ama.
Cuatro cosas hay de las más pequeñas o ruines sobre la tierra, las cuales superan en saber a los sabios.
Las hormigas, ese pueblo debílisimo, el cual al tiempo de las mieses se provee de víveres; los conejos, tímidos animales, que colocan su madriguera entre las peñas; las langostas, que sin tener rey se mueven todas ordenadas en escuadrones; el estelion, que trepa con sus pies y se apodera de los mismos palacios de los reyes.
Tres cosas hay que marchan con mucho garbo, o más bien cuatro,las cuales marchan con gran gallardía. El león, que como más fuerte de todos los animales, no teme el encuentro de nadie. El gallo, que anda erguido; el carnero padre, que va al frente del rebaño, y el rey, con quien nadie puede medir sus fuerzas.
Hay quien pasaba por sabio, que descubrió ser un insensato, luego de elevado a un alto puesto: si hubiese tenido entendimiento, no hubiera desplegado sus labios para pedir tal destino. Quien exprime o bate fuertemente la ubre para sacar leche, hace salir de ella un jugo espeso; y quien se suena con vehemencia, saca sangre. Así aquel que provoca la cólera, enciende discordias

sábado, 19 de agosto de 2017

posdata 2

Jabalí ya es judío. Seis semanas de castidad. Yo llevo más de dos años. Cherne al horno, guacamole, gofio, vino blanco, magia verde. seca, esta más de Marte que de Venus. Atico 13. Lo que rechazo es el retrato pop del político. Hay que quitarlo del medio, que no deje huella. El retrato. El político que sea dél lo que dios quiera. Campanas de la Concepción. Tito cuenta una historia. Chejov. Siesta. Sueño con... Día de sol. La brisa acaricia el cuerpo. Y tú pa La Palma.

viernes, 18 de agosto de 2017

postdata

--Tú tienes dotes artísticas, pero te empeñas en hacer cuadros muertos --dice la modelo, cuando entra por la puerta y ve Marina en la Luna--. Parece una muerta en el agua, parece que la golpearon y la mataron, la pobrecita.
Pongo el cuadro vertical y lo titulo Marina en el Sol. Ni así.
--Pobrecita, parece que está pidiendo. Tienes que ponerle un vestido...
--¿Rojo? ¿encarnado?
--Amarillo... amarillo y blanco.
Le construyo un vestido amarillo y blanco y aprovecho para iluminarle la cara.
--Sí, así está mejor --dice la modelo.
Las palmas de sus manos son blancas, los labios morenos, los ojos azabaches...
--Píntame con un vestido bonito, bien bordado y de colores alegres.
Por lo pronto carboncillo. Las líneas de su  figura sin vestido. Ya llegará vestirla. Imagino sus huesos. Gris de piedra dura...
Procuro no enamorarme. Recuerdo que ya estoy enamorado.

jueves, 17 de agosto de 2017

Variados temas

Simbad el marino
sin calzoncillos
se tiró al mar,
le mordió la cuca
un calamar.
Coño Florido
se puso a llorar,
mi ingrato amigo
no puede follar.
Quién busco yo
que pueda calmar
el pobre dolor
de mi corazón.
Maldita la mar
y el calamar
que dejó malherido
a Simbad el marino
que me daba amor.
No llores, Coño Florido.
Navegamos
chez Aladino,
me presta la lámpara
y problema resuelto.

Ay, Pepe, hasta pa escribir tonterías hay que ser un poco inteligente. Soltar la tontería unos, la violencia otros, es tan necesario como que el Sol este ahí. El humanismo no está mal, pero  no pocas veces hace más daño que bien. Guárdenos el Cielo de los bondadosos recalcitrantes.
Cara de bondadoso tiene el presidente del Gobierno autónomo de aquí.
--No tengan miedo, mis niños (y mis niñas), hay que acostumbrarse, es el calentamiento global...
Y lo gracioso es que tiene razón. Acostumbrarse a vivir entre la mierda es una costumbre vieja. La utopía es establecer vasos comunicantes entre la basura y la agricultura, pero no sé lo que es peor, si el utópico o el bondadoso.
Y luego vienen los místicos del silencio. Qué bonito es el silencio. En boca cerrada no entran moscas.
Al buen callar lo llaman Chito. Etc. Tostones místicos que habría que pasar por la máquina Letras Arias, para que queden más pulidos y luzcan mejor. Una mierda lo de pensar tres veces lo que quieres decir. Dilo y ya está, y si no, jódete. Es como pensar tres veces si vas o no cuando te entran ganas de obrar, de dar del cuerpo.
Hay victorias y hay derrotas. Me está entrando el síndrome de Nabokov, que veía figuras en las paredes. Bueno, eso ya lo tenía. Muchos cuadros de primer aprendizaje no fueron sino marcar y colorear figuras en trazos caóticos. Ahora acabo --es un decir-- dos cuadros. Uno hecho con la delicadeza que soy capaz, es decir, procurando calibrar los  pasos. El otro está en el reverso de otro cuadro. Lo usé para limpiar el pincel y apareció una escena. En fin,  Voy al Komo Komo. La preciosa mujer hija del  dueño me  llama mi  amor. No me hago ilusiones. Unos 50 escalones de cemento separan esta casa del Komo Komo. En cada escalón hay un cuadro. Marcas las líneas y das un poco de color y tienes un cuadro. Mi madre. Un filón. Todos los días los veo. Porque me gusta ir al Komo Komo y me digan Lo siento, mi amor, no te lo puedo  dar como tú quieres.
Al margen del amor, simple deseo,  nada, tampoco nada. Y las tentaciones mejor evitarlas. He ensayado al  menos el verso  amoroso cínico. Te quiero pero no te amo pero  te escribo como si te amara. Como el cuento del pastorcito. Además de canalla, idiota. Conviertes el  oro en carbón. Alquimia al revés. No es plan. Hay modos más sencillos de decir las cosas, modos negociables, sin necesidad de estar enredando como una serpiente. Una cosa es ser santo con tendencia al cinismo, y otra actuar como un político. Bueno, etapas.
Entra Luis de visita. Lo invito a un vino. Me cuenta la comedia dramática del mundo por los cuatro puntos cardinales. Luis es buen jardinero, fue buen sindicalista --eso dice--, buen legionario no sé si fue, porque ya entonces creo que tenía la cabeza en la izquierda, a favor de Maduro. Hoy nombró a Maduro, a Lula, a Cárdenas, y poco menos que tiene en un pedestal a Kim. Kim, el que le da trompadas a Trump y lo deja bailando.
Le pregunto cómo gestionan aquí la basura. Urbaser, el Cacique no sé qué... Una enciclopedia Luis.
Tres horas  hablando. Me acordé del Komo Komo y... ay, un poco  de silencio. ¿Quién decía que el silencio era perjudicial?
Bueno, ya me alargo mucho. Ahora mejor  espero tu contesta.

Chito


miércoles, 16 de agosto de 2017

Ambiciones y milagros

Pepe, ayer te dije algo del Amor en lo que me toca. Algo nada más. Hoy vamos a hablar de Ambición. De negocios. El libro de Van Gogh no soy sólo yo quien lo destrozo, es él también. Ha llegado desde su mundo a La Maldad y me ha dicho: Chito, este libro y el del colega Dalí de Ático 13 ni lo regalen ni lo vendan por dos perras. Dícelo a Pepe. Eso me dice el buen pintor holandés. Lo que hacemos es lo que hay que hacer con ese libro,  y venderlo caro. El  aliado Jordi vestido de cura, subastando las gracias del Arte, anclerical, y un precio de  salida respetable.
Van Gogh no  vendió en vida, y la reparación que nos pide es que Pepe&Chito,  artistas a domicilio, sí vendan en vida, como se merecen, al precio de  los girasoles.
--¿Cómo lo hacemos?
--No sé. Eso preguntáselo a Dalí.
Se lo pregunto a Dalí.
--A mí me enseñó Gala. Preguntáselo a Gala.
Me acuerdo cuando jugaba con su cuñado --no sé si era el cuñado, pero Dalí sí era-- a destrozar a Mondrian. Dibujaba animalitos en los cuadrados de Mondrian y los convertía en establos, cuadras  y corrrales. luego descargaba boñigos de óleo y lo cubría todo con una manta. luego el cuñado y él se desgañitaban pengándole palos a la criatura. al final separaba la manta de lo que quedaba del mondrian y exclamaba Aleluya, ya tenemos dos cuadros abstractos.
Esto me lo contó Manuel. Supongo que es verdad.

Dalí, el más cuántico de los pintores, tenía admiración por la pintura abstracta. Esa admiración la escondía con la burla. Pero no hubo ninguna burla cuando compró una puerta vieja donde los pescadores limpiaban las brochas.
--Es el mejor cuadro abstracto que he visto... --dijo.

Yo recuerdo ahora una clase con mi amada maestra. Puso el grito en el cielo. Una bronca. Por querer hacer un cuadro abstracto bailando sobre el lienzo puesto en el suelo. No quiso  ni de lejos. Me dio el machetazo dialéctico. Pero yo bailé, pero bailé solo. No quiso bailar conmigo. Me arrepentí, me dolió su desdén, y conduje las manchas del azar por caminos figurativos y construí La dama de Vietnam. (Lo pondre en Facebook para que lo recuerdes.)

Nguyen evoca el albatros del poema de Baudelaire. Su delirio mágico fue  quemado por un rudo marinero. Bueno, centrémonos en los negocios.
No mostrar el delirio al Estado es primera regla. Diremos que los  ejemplares únicos son un método pedagógico con esquemas de las escuelas de Berlín y Nueva York, la de la Casa Blanca.

*
Otro cuento de  Santa Pus lo hace en su muro la autora Balbina Rivero. Habla de cómo fue perseguida por otro autor que escribió antes que ella sobre el corsario devoto. No hay que tomárselo a broma. El Corsario Amaro Pargo es a la historia de Canarias lo que el Cid Campeador a la de España. Sólo que Amaro Pargo no tiene una obra tan buena como Mío Cid. Yo leí la versión de Marcelino. El corsario está enamorado de la monja. Y hubo cumplimiento amoroso. Tratándose de Marcelino, no podía ser de otra manera.

Las bromas con los santos las carga el diablo.

El libro de Balbina no lo he leído. Ella dice, con palabras más prudentes, que el documental que pusieron en la tele es una cagarruta, una microalga.

Mi hermana visitó a la monjita en La Laguna y comprobó su poder milagroso.

Tocan en la puerta. Un paisano vende uvas.

Pepe, seguimos.

Chito

martes, 15 de agosto de 2017

Amor

El amor, Pepe. Buf, a las mujeres que he amado les he hecho daño. A dos un daño sagrado y a las otras un daño menor. A quien amo hoy, prefiero no buscarla. Incluso huir. Escribo poemas de arrabal para que no se acerque. Los poemas de arrabal los odia. Tuve un sueño con ella, y esta vez la vi bien, contenta. Tú sabes que hoy mi camino con corazón en la ocupación de pintar se lo debo a ella.
Los ejemplares únicos son muestras de lo que quiero dejar, historias mundanas, cuentos sombríos, oscuros. Sin embargo el de Van Gogh está saliendo bastante bien. Hallazgos en pintura vamos a dejarnos deso. Simples aciertos de vez en cuando. Lo que me sobrecoge es que, si sigue así, el libro va a quedar como una guía por los infiernos del pintor y sus pocas glorias.

Aunque amor y pintura van unidos, en mi caso, mejor hablar de amor a secas. Los daños que le hice son pasajeros, a veces por torpeza, por no saber calibrar su carácter, y otras porque no supe cantar bien la canción. Hoy se habla mucho de física cuántica. Suena a magia. Como esas películas donde una persona está en dos sitios a la vez. Sí. mucha física pero mucho cuento. Es un modo de consolar al preso, es piedad. Lo digo porque sabes que soy influenciable. Según la física esa, si soy cantor malo es porque soy cantor bueno.

A ver si me sale un canto bueno y me oye y...

Escribe, Pepe. Sin Intuición no soy nadie y sin Inteligencia no soy nada.

Un abrazo.

Chito

domingo, 13 de agosto de 2017

heterónimos

bello es el mar
y las microalgas,
bella es la mierda
de las bellas nalgas,
si tú no me quieres
me cago en España
si tú no me quieres
me cago en Canarias,
en Trump me cago
y  en el coreano
rey de los marcianos,
me cago en La Loma
y en Cristo me  cago,
si tú no me amas
Dios me ha abandonado,
me cago en Dios
que se fue y me dejó
solo y cagado...
Me cago en Maduro
y en Capriles me cago.
Aunque no me quieras
mi cagar es honrado
y se va callado
por esas cloacas
a dar de comer
a las microalgas.
Son generosas
las mierdas de playa,
pican a todos
los que allí se bañan.
.

yo también voy a inventarme heterónimos. Este lo escribió  Capirote

el que se toca el tolete
lamentando la fortuna
porque no tiene ninguna
que le diga oh Maluma.

*
Hoy no me llamas
mañana tampoco,
hoy majareta
y mañana loco,
no tengo pañuelo
pa limpiar los mocos,
no tengo dinero
pa bailar con Coco,
que vida más perra
el que tiene poco
y no tiene amor
que le diga Bobo,
vamos a cenar
que yo pago todo.
Sueño con plata,
amanezco con lodo.
Qué vida más perra
quien no tiene perra
y perras ni modo,
todo se lo lleva
la viña del loro.


Y esto también lo escribió Capirote. Me interesa más el poeta heterónimo Fino Calandria. No usa vulgarismos sino finuras con el color de las flores en primavera. Es igual de falso que el otro, pero más educado y con más suerte. Es el que escribió las coplas de Juan Cabrón. España tiene al Arcipreste, Alemania a Wagner, Italia a Dante, Inglaterra a Chéspir, Francia a Moliere, Cuba a José Martí, etc, etc, y Canarias, cuando se publiquen las coplas, tendrá a Fino Calandria, magnífico poeta según la crítica. En fin, no te fíes de la crítica. A otro heterónimo, el hermético surrealista, lo puso por las nubes, pero yo hace tiempo que lo tengo encerrado en una mazmorra. En realidad, ninguno me interesa seriamente. El único seriamente que me interesa soy yo. Pero nada, estoy vacío de palabras. No sé ya ninguna que despierte algo más que divertimentos de noches de verano.
Creo, Pepe, que voy a pintar un cuadro. Otro.

chito

viernes, 11 de agosto de 2017

McMindfullness cn Queso

malos tiempos para tomarse la vida en serio
no crees, Chito¿


los dioses piden sacrificios; andan enfadados, cn razones
habría q investigar mucho, encargar un estudio concienzudo en alguna universidad de estados unidos acerca de q animal es, o ha sido, más estúpido q el ser humano



tiempo de sangre, no queda otra, lo sabes, lo hemos hablado y escrito
tiempo de reírnos sin piedad
tiempo de crueldad


este mundo es una gran olla a presión q no aguanta más
hemos subido el fuego y puesto la tapa: estirado y estirado el tiempo de cocción
ahora la olla suelta vapor caliente, grita, estalla


decía Pessoa q amar era cansarse d estar solo, una cobardía
no estoy d acuerdo, él tuvo q inventarse unos cuantos Yoes q lo amasen
amar es hoy una valentía, un trabajo en equipo, un esfuerzo de paciencia y aceptación

Arte en medio del vacío, pero cn corazón

abrazo, Pepe



lunes, 7 de agosto de 2017

una mujer llamada Génesis.

suelo leer a un poeta q está a medio camino entre la poesía y la bobería. Es poeta culto. Lo que es un poeta culto ya lo explica la canción judío sefardí

no le digas nariz
dile balcón del cielo,
no le digas boca
dile templo del colmenar,
no le digas ojos
dile miradores del mar...

La metáfora oriental "puertas de jade" es un ejemplo de poesía culta. Él poeta que te digo, al coño lo llama cascarón de campana y a la polla, cabeza desbocada. (No sé si es su intención consciente o es lo q yo vi.) Dan ganas de restaurar el poema y pasarlo por la máquina de Letras Arias. Rosí, poeta coreano.

El balcón de tea
lo aspiras
tras las rejas.
Tus alas
lágrimas con la lluvia.
La cabeza desbocada
aguarda
tu cascarón de campana.

Ahora, en buena ley, tendría que poner aquí el poema original del poeta aludido. Y citar su nombre y apellidos. Ganas no tengo de pleitos. Con nadie. La buena ley no es buena consejera. Que investigue Sherloch Holmes.

Pasa Luis el vecino. Lo invito a un café. Sin azúcar. Como una poeta q conocí antes de q fuese poeta. Estuvo en el servicio de información de la Legión. Luis. En un batallón había tolerancia, pero en otro el coronel prohibía el uso de la marihuana. El servicio de información custodiaba bolsas requisadas. Nadie se atrevía a coger un cogollo. Las bolsas entraban pesadas, al milímetro. Luis dice q ni un gramo. No sé yo. Donde hay tentación hay pecado.
Le digo a Luis q escribo en un blog y veces escribo dél. Como si le digo que Marte gira en torno al Sol. Mejor.
Le pregunto cómo se llama la vecina galante.

Antes estaban ella y Yeli afuera y salí a saludar.
--Calor --etc. Y al rato.
--Y no sólo mejor, sino q se ha puesto guapo, muy guapo.
Procuro no reírme y me vea feo.
--Sí, es verdad --asiente Yeli.
El lagarto de cabeza verde, q lo estaba yo viendo de refilón, sí q se ríe. Este y los otros lagartos son animales raros. Si salgo sin más no les importa q esté un rato con ellos, pero si salgo con el móvil a hacer una foto desaparecen, se esconden.

Luis me había dicho el nombre. Es del Génesis.

No digas eso
que voy a tu casa,
me baño en tu ducha,
me meto en tu cama,

Tengo marido,
q es piedra de laja.
Mejor a escondidas
nos vamos al río.

Bajamos al puente
ahora florido
de llamas de luna,
vamos escondidos
a hacer una cuna.



No hay este diálogo ni esa suerte.
 Le pregunto:
--Sabes cocinar?
--Yo no soy una maruja --protesta.
No hace falta que lo jure. Sabe elegir prendas sugerentes.
--Yo cocino algunas cositas --dice Yeli, contrita, como sintiéndose culpable.
--Y café? Sabes hacer café?
Se ríe.

Y la noche llega, Pepe. Nos vemos.

y mañana, si tercia bien, en el Gato ...

Vaya, me entero que el frío, como Cucarachas con Chanel, no existe. "El frío es la ausencia de calor, y la oscuridad es la ausencia de luz". Eso le dijo Einstein --dicen-- a un profesor de filosofía en el instituto. Otra cosa q dijo Einsten --dicen-- es q su Dios era el Dios de Spinoza. Frase iluminada de Einstein recuerdo sólo una. "La realidad es una apariencia, pero una apariencia muy insistente". Lo mismo, más o menos, decía don Juan el de Castaneda.
 "El Mal es la ausencia de Dios", dijo el niño Einstein al profesor q quería demostrar la no existencia de Dios.
Hitler tampoco creía en Dios. Nietzche sí, pero lo disimulaba. Trump sí cree en Dios, cree que Dios es él. En buenas manos está el mundo. Es lo que hay.

Lo curioso es que después de escribir ese párrafo, leo la entrega dominical de Martín y también habla de Einstein. En un caso esotérico cuántico. Alude, por medio de un personaje, a que un cuento fantástico de Cortazar, igual que sucedió con Julio Verne, se haría realidad. En concreto, en la argentina de Videla, al que Borges en un primer momento consideró un caballero. El detalle es baladí, una disculpa narrativa. Un caso similar lo leí también en los libros de Castaneda: el hombre entra en una casa de Cuernavaca y cuando está en su interior se  da cuenta de que está en su apartamento de Los Ángeles. Rocambolesca fantasía. Con agujero de gusano, un atajo en el espacio-tiempo. En menos de un segundo puedes viajar de una galaxia a otra.

Viajo de una galaxia a otra: A, B y C. Inteligencia, intuición e instinto. A y C no me reciben. B, qué cosas, sí me recibe, con las puertas abiertas. Qué cosas, digo, porque en esta realidad, B no quiere ni verme. Realidades contrapuestas en el espacio-tiempo.

horas después

C da señales de aprobación, de refilón. A, orgullosa inteligencia, ni eso. Odia la expresión "escritora canaria". El "canaria" sobra.

--Escritora canaria,
de la patria de la bandera
amarilla, azul y blanca
eres el verde de las estrellas

le dije a A. Pero debió de considerarlo un piropo machista, localista y nacionalista barato. Cosas que odia, absolutamente. Ella es universal. Su mundo son las galaxias inconmensurables. La amo. La elijo. Como no tengo posibles para tener a las tres, elijo a la q me rechaza. Así no tengo a ninguna. Cosas mías. Además no sé si las galaxias existen.

Subo al kiosco de Vicenta.
--Una tarjeta pa la guagua.
--Vale también para el autobús --dice Vicenta.
Veo al Loco.
--Qué tal las vacaciones?
--Mira --levanta la camisa y se acaricia la barriga--. Nutrido de grasa, comida gratis, cama gratis, ducha gratis...
Pero se le nota contento de haber salido de las rejas.
Con la tarjeta del autobús vuelvo a casa por la estrecha calle. Había hablado con el guardia civil jubilado. Me preguntó si podía coger una papaya. Me cae bien el hombre, una vez me trancó robándole una pimienta y lo único que me dijo fue las propiedades de la pimienta.

--Te cogí dos papayas.
Me dice que él suele comerla de madrugada. Es cuando tiene mejor sabor, dice.
Miro el pimentero, le está saliendo la flor.





sábado, 5 de agosto de 2017

primera entrega

¿Qué está pasando aquí? Esta mañana desperté con esa pregunta en las rayas de la frente. La pregunta se disipó entre los rosales mientras caminaba a Ibrahim. Como siempre, una naranjada pekeña y un café. Uno que vive más arriba, más joven que yo, en el taburete de al lado, pegó la hebra.
--Me peleé con toda mi familia, y me dediqué a leer las esquelas. Cogía el periódico y sólo leía las esquelas. Leí como fueron muriendo todos, uno a uno...
Y sigue el hombre, contándome quién era cada uno. Cuento largo. Cuento de atardecer con las sillas afuera, pero por la mañana es un coñazo.
Me acuerdo de un bloc donde escribí, en la vena de las coplas de Juan Cabrón, numerosas coplas y décimas. Una lluvia fuerte mojó el bloc y las letras quedaron diluidas. Como imagen no están mal.
Mejor no las añado a la obra de Juan Cabrón. Sería engordar el libro que ya como está está atlético. Esperando al enterrador, el editor, que publique la obra. Ganancias, a pesar de Baudelaire que decía que era mentira que la poesía no da dinero, no creo que me den, pero publicar en papel es una liberación, el peso de la obra se lo dejas al lector, que la cargue si kiere.
Los versos del bloc tocado por la lluvia, mejor los publico akí. Lecturas de atardecer.

primera entrega

A ver si ganamos cien,
a ver si ganamos mil.
Lo q ganemos, señores,
será para repartir.

Habrá fiesta en la vendimia
con papas y mojos,
licores pa los antojos
y agua de manzanilla.

De don Gerundio Adjetivo
oiremos las historias
de todas las guerras viejas
q las guarda su memoria.

De don Conjunción Pronombre
oyen canción del timple
en el aire señalando
las cosas q son más simples.

De artículo Sustantivo
oiremos agua de lluvia
caer sobre las penurias
como maná al judío.

Y entrando en los pueblos míos
encuentro a don Predicado
concertando con Sujeto
qué verbo es el apropiado.

En Morfología y Gramática
todos son machos, señores.
¿Dónde se esconden las hembras?
En los detalles menores.

Allí van las dulces tildes
y las elegantes comas
a bailar con los acentos
q bailan con los silencios.
El punto canta en la loma.

Y si vienen contrapuntos
dejen preñar a los verbos
con toda clase de líneas,
también del género negro.

Si son del género rosa
q tengan sexo primero.
Por eso aprendió los tangos
el galante marinero.

Marinero del mar de lenguas
que están en el mundo entero
esperando quien la tenga
nada más llegar a puerto.

***

Se bañaba la mora
en la noche de luna
cubierta de espumas
al compás de las olas.
Su cuerpo cubierto
de telas bordadas,
también su  cabello,
no su linda cara.
Qué bellos los labios,
qué linda la llama,
se bañaba sola
la mora en el agua.
Yo, mal cristiano,
le pedí la boda
y me dijo no
con miel en sus ojos.
Me  guía la luna
y ella me dice
aparta, buen hombre.
La llevé tierra adentro,
le di una toalla
que secase el cuerpo
aturdida el alma.
Se encogió de hombros
y en menos que un ala
se mueve en la altura,
soltó su vestido
y quedó desnuda.

Joder, estaba uno lírico en ese tiempo. Realismo lírico, con instrumentos medievales, de cuerda y aire. La poesía o es lírica o es no lírica. La poesía tibia, que no se sabe lo que es, si fría o caliente, sométase al juicio de Jesús de Galilea. La lírica que yo más he bebido es la de los romances medievales españoles y los poetas árabes, pero leídos en cristiano. La poesía no lírica ya la escribió Kafka. Nada nuevo  bajo el sol. Ninguna revolución a la vista. Lo que hay es lo que hubo. Lo demás son impertinencias y negocios de burladores.
O el cigarro, q lo dejo en la mesa y está a punto de kemar la madera. Me corrijo con el café y ahora  peco con el cigarro.

Sábado tonto. Nadie llama. Nadie propone un plan, un negocio, lo que sea.


viernes, 4 de agosto de 2017

amores variados

después de los agasajos, viene la clausura. Ocupo días de celda en ejemplares únicos. Colección Animal. Tomos de arte los desarto y los dejo reducidos y las páginas sufren el gesso, el color y el añadido y borrado de líneas y planos. Destrozando el juguete, el niño aprende el mecanismo. Investiga. Lema Pepe&Chito: no copia nada, todo lo usa. Y lo desusa. Los tomos eran pesados, los dejé livianos. La broma de exponer en el Moma ya está gastada. No hace reír. Y exponer en Santa Pus no sé, también parece que no. Recuerdo un cuento  de Fonseca: el pintor no sé quién de pronto  tiene una fama descomunal y, de la noche a la mañana, amanece rodeado de un olvido descomunal, comiéndose los cuadros.
Una historia real oí acerca de Tamara de Lempicka que se parece. Con el triunfo del abstraccionismo en el mercado del arte, intentó cambiar de estilo, dejó atrás el realismo manierista que la llevó a gozar el glamour mundano y quiso hacer cuadros abtractos, pero la olvidaron, la desexitaron.

Busco en google Lempicka y me entero de algo que me sorprende.
En la novela son personajes pasajeros la pintora y la bailarina Isadora Duncan. Cada cual por su lado. De Isadora me emocionó la película y luego leí una biografía, en un libro donde estaba también la vida contada de Lempicka. Lo que desconocía es que ésta pintó el cuadro Autorretrato en un Bugati verde. "Recuerda la trágica muerte de Isadora Duncan".

En la novela la bailarina fallece en la carretera de Taganana, cerca de la playa de Almáciga. En la realidad, la pintora se va de este mundo mientras dormía, en Cuernavaca. La enciclopedia en red lo cuenta: un escultor mexicano, amigo, lleva sus cenizas en helicóptero y las arroja en el cráter del volcán Popocatépetl. Escena cinemascope.

Otros rasgo biográfico que desconocía es el amor entre el poeta José Martí y la Niña de Guatemala.
Él tenía 25 y ella 16. Él era su maestro particular y ella la alumna. Un amor que, según la crónica, no se hizo cuerpo. Permaneció platónico. El poeta, comprometido con una cubana, próximo a casarse, no le quiso dar alas al pecado y, cuando terminó el curso, se fue, se casó y no quiso ver más a la niña. Ella le escribe pidiéndole por favor que la vaya a ver. Él no contesta ni va a visitarla. Ella se suicida. José Martí escribe:

Quiero a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor;
la niña de Guatemala,
la que se murió de amor.

Eran de lirios los ramos,
y las orlas de reseda
y de jazmín; la enterramos
en una caja de seda...

Ella dio al desmemoriado
una almohadilla de olor;
el volvió, volvía casado;
ella se murió de amor.

Iban cargándola en andas
obispos y embajadores;
detrás iba el pueblo en tandas
todo cargado de flores...

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

Callado, al oscurecer,
me llamó el enterrador;
nunca más he vuelto a ver
a la que murió de amor.

Como el bronce candente,
al beso de despedida
era su frente --¡la frente
q más he amado en mi vida!

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos;
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Al romance, me parece, le sobran las coplas 2, 3 y 4. Salvo los versos "ella por volverlo a ver / salió a verlo al mirador".
Delatan la vanidad del autor. Del hombre enamorado que recibe de la enamorada, joven de alta cuna, una prueba de amor sin paliativos.
Vanidades aparte, la historia más aproximada que he leído del caso del enamorado que venera a su amada muerta, es un texto de Marcelino sobre el corsario Amaro Pargo.
Cartas de una monja portuguesa delata el dolor de la enamorada que no recibe visita del amado. Pero en este caso el amado es un burlador, un laja. En París las cartas eran motivo de risas en las tabernas.
Y ahora q recuerdo, Isabel II de España tuvo un percance similar, por uno q la dejó por otra. Nada q ver con José Martí. El poeta sí amó, pero se apartó porque no quiso dañar a su mujer ni dañar su honra de marido. La que sí quedó dañada fue la joven de Guatemala.
Tampoco sé si besó su frente y sus zapatos blancos. Al entierro sí fue pero llegó tarde.

El tema de hombre q a pesar de amar rechaza es más amplio. En Doña Bella, novela y culebrón televisivo brasileño, él --igual que el él de Mejor cuando improvisas-- la rechaza por imposiciones sociales, pero doña Bella no muere de amor sino que lo encuentra más abundante, se mete a puta, no por obligación sino por gusto. Clientela rica, de dinero. Relaciones políticas de alto voltaje.
Él se arrepiente de haberla dejado y regresa a buscarla, confiado en que ella saldrá a verlo al mirador, pero lo que hace es ponerlo a la cola en la sala de espera con los demás clientes. El final es feliz. Con el tiempo ella, suficientemente acaudalada (honrada), deja de vender amor fingido y le regala a su hombre, en exclusiva, el amor verdadero.

mujer hecha y derecha
no muere de amor.
Si él kiere morir,
q vaya con Dios.

Y si kiere vivir,
ya sabe quién soy,
q pague con honra
el bien q le doy.


jueves, 3 de agosto de 2017

novelas...

El rencor engendra la ira y la ira engendra la violencia. Despierto, cuando surge conatos de rencor, hago mío el pensamiento de Confucio "nadie ni Dios es culpable de lo que te pasa". En la vigilia el raciocinio le pone corral a la ira, pero los sueños no conocen límites, y lo que llevas dentro lo riega con profusión, y si es malo aún más. Reté a peliar a mi contrincante en el sueño. La aparición de una amiga apaciguó el fuego violento. No peleamos.
Enciendo el ordenador. Un aliado insulta sin paliativos a un periodista que opinó en contra del ataque al autobús de turistas. Lo pone boca abajo, le marca en la frente un símbolo falangista y lo llama hijo de puta.
El periodista, si me inspirara personaje de una novela sería un tiburón de la localidad, y el aliado una sardina, seguramente con aspiraciones a tiburón. En una lectura despacito la guagua de turistas es lo de menos, un  teatro político. Una disculpa.
Barthes relacionó las meditaciones de Loyola, las reflexiones de un anarquista utópico y las acciones de la obra de Sade.
Lo que medita uno, reflexiona otro y hace un tercero tienen diferentes  disfraces, pero el esqueleto está cortado por la misma tijera. En el caso de Loyola, en el que ahora prefiero pensar, la estrategia era revivir la pasión de Cristo desde cada uno  de los personajes del drama. Me pongo en lugar del aliado y me veo fuerte porque soy capaz de conducir  al poderoso al árbol de la horca. Y si me pongo en lugar del periodista, considero prudente dejar pasar la ofensa no sea que no sólo la energía se transforme sino también las especies, no sea q la sardina se vuelva piraña y me coma el porvenir. Quien siembra viento recoge tempestades. Yo a lo mío... a mi tortilla.

Ay Pepe, ¿qué más te digo desto que no te canse?
Yo a lo mío. La ocurrencia REFLEXIÓN (A), MEDITACION (B) ACCIÓN (C) me conduce inevitable a nuestra trilogía. La primera duda en dónde colocar A, B y C en los circuitos narrativos de Cucarachas con Chanel. Una virtud de novela sagrada (Moby Dick o La metamorfosis, por nombrar dos ejemplos opuestos, una de  aventura y otra de desventura) es que  se mueva con dos elementos. La acción es imprescindible. C debe unirse con A o con B, pero nunca con los dos a la vez. Un punto importante, para quienes investigamos el espíritu del juego, es que en la novela de Dr R, C está en combinación con A y con B y la novela no se derrumba. Es más, se eleva y eleva.

La novela Mejor cuando improvisas  también, en cierto modo, lo logra, pero de un modo más imperceptible, el salto de la realidad a la literatura se da al final, es una especie de continúa, cuidado, la novela no acaba aquí. No, no acaba allí. Acaba en El marinero perdió la gracia del mar. El abogado que en la novela de Juan acompaña a las niñas no es otro que el marinero que en la gracia del mar se deja llevar por los niños a una fiesta en el barranco. Barranco del crimen.
Juan autor trabajó con la reflexión y con la acción. Es el lector (yo, en este caso) quien  trabaja con la meditación (Intuición). No sólo veo la continuación, las niñas  llevando al abogado a una fiesta en el barrio, sino que oigo a los personajes que rodean al narrador, no sólo lo que el narrador cuenta sino lo que no cuenta. El final intuido es consecuencia  de la maldición de una mujer rechazada, caso casi similar al que relata Antonio Bermejo en La fiesta.
En Fetasa ( C + B) ocurre algo similar, pero anunciado por el protagonista, no sufres la revelación de lo oculto, lo callado...

Paso de la teoría a la práctica. ¿Qué hay que hacer? Recoger. Voy al patio. Rescato de la kema dos libros, uno de clases de pintura ("las cosas no son como las vemos sino como las pintamos"). El otro es una novela ajena al arte, pero comienza:

"Una lámpara pendía del techo; un cuadro al óleo sobre la pared representaba a una mujer, con un espejo al fondo. El artista no había aprendido a pintar en un colegio precisamente: ni un solo detalle había sido olvidado y la precisión incisiva del cuerpo, denso de sensualidad, resultaba excitante".

Imaginaciones. Como la mía de anoche. No hubo amor ni magia después de la cena. La realidad fue Ramón. En el Gato. Plaza a media luz, a media luz los tres, reflexionando y meditando. Y Ramón con bólido nuevo, aerodinámico, rojo.

Me deja el amigo en La Maldad. La casa de la vecina galante tenía la puerta cerrada.

Hoy pasó ella por delante de mi casa. Y...

Continuará.

miércoles, 2 de agosto de 2017

sorpresas en la noche

"Cuando morimos nacemos de nuevo", escribe una mujer a la pregunta de si hay vida o no después de la muerte. Estoy en sintonía con esa respuesta si estoy en sintonía con Intuición. Es una pregunta a la que no puede responder ni Instinto ni Inteligencia. Ésta porque no sabe la respuesta y el otro porque sabe que la muerte no existe, es un espejismo, como la conciencia del yo.
Me llama la atención encontrarme esa pregunta, nada más encender la computadora, porque anoche me dormí pensando en la muerte, individual y colectiva. No sé si nacemos cuando morimos o morimos cuando nacemos. No sé nada. Intuición me visita en sueños, pero en la vigilia no la veo ni por casualidad. Esta es la realidad.

Llama Ramón. Viene del Sur. Va a una conferencia en el Museo del Hombre. Luego nos llama, a ver dónde estamos.
Empiezo a sospechar que eso de la energía cuántica es cierto, es algo más que recurso de las artes aplicadas. Sueño con Susana Díaz, nos impregnamos de baraka, y a un consul deslenguado lo quitaron  de Washington, el ministro ni lo dudó un reglón. Estaré atento a las noticias. A ver si por un polvo me enamoré. Genio y figura.
Lo demás no pero el amor sí es un asunto cuántico. Según esa teoría, yo no sólo estoy ahora en La Maldad a punto de salir a Ibrahim a encontrarme con Luis, Juan y Marcelino, sino en pleno romance político en Sevilla, descubriendo las espirales de la Torre del Oro.
Yo, de lo que soy consciente es de lo que estoy viviendo aquí. Marcelino avisa que se desapunta, no tiene buen cuerpo. Ibrahim si puedo avisar a mi cuñado por una garrafa de vino...
En la casa del marqués, alguien rompe una copa de vino. Más tarde en Santa Pus, en el peruano de la calle de La Rosa, Juan evita que la camarera rompa otra copa de vino. Entra una colombiana que conoce a Juan.
--Ay,en casa tengo hierba que me mandaron de Colombia. Cuando terminen de comer, si quieren vamos.
Terminamos de comer, Vamos, En el camino, hablamos de Puerto Rico y lo violento que eran los guanches. En su casa no hablamos de nada. Mejor.





















martes, 1 de agosto de 2017

política, poetas, etc.

"Destrozaron un autobús en una acción simbólica." Ella misma, Mireia Boya, diputada catalana, ha pinchado ruedas de bicicletas de alquiler en acción simbólica contra la ocupación del capital privado en el espacio público. Así contado, no lo entiendo. Es lo que hacen las terrazas de verano, las furgonetas bar en las Teresitas, etc.
Los aliados independentistas se pelean unos con otros. Divide y vencerás, dice el dicho. Lo que dice Ben Liza es que la izquierda tiene un pensamiento cada vez más de borregos. Dostoiewski lo que decía, a pesar de Nabokov, es que las revoluciones las mueven las pancartas, no los análisis políticos.
Cubillo tuvo efectivas pancartas, en tierra abonada, y funcionó hasta que el Estado mandó a las islas fuerzas especiales, mientras se movían puñales mercenarios en Argelia.

cuando vengas a esta rama,
suave colibrí,
solo con tu peso
se ha de partir.

Oigo nombrar a Alistair Crowley, "famoso mago y nigromante asesor de Hitler". Cuenta el informante que fue con Pessoa a La Boca do Inferno, "donde el mago desapareció".
Curiosidad de política ficción me entra por António Ferro, "el goebbels del Estado Novo", aliado de Pessoa y elevador del fado, el arte de los burdeles, a emblema nacional luso.
Y en España, Podemos perdiendo el tiempo con políticas de niño chico. Burlarse de millones de ciudadanos que votaron al PP, como si fuesen idiotas, es el error más leve de Podemos. Se vieron de pronto con mucho poder y lo desperdiciaron, como en las novelas negras el antihéroe que se ve de pronto, gracias a una quiniela, en la cumbre de la riqueza monetaria.

*
el facebook se ha llenado de entradas y comentario sobre los maltratadores. Uno pregunta si un maltratador puede dejar de serlo. Unos dicen que si se arrepiente y va al psicólogo, tiene solución. Reinsertado en la sociedad.

Si es un poeta, siendo maltratador escribirá:

Me visitan los celos
y entonces te parto la cara,
te tiro al suelo
y te muerdo con ganas.
Perdóname, amor mío.
Lo hago por buena causa,
pa que te kedes conmigo.

Si se arrepiente y va al psicólogo, la musa le dirá:

Dicen quien nace lechón
muere cochino,
ella se fue con otro
y yo no afilo el cuchillo.
Nací maltratador,
moriré maltratadillo
pero a mí no me coge un juez
dándole más al martillo.

En fin, ya sabemos que los poetas son unos fingidores, unos farsantes. Un ejemplo está en un cuento de las 1001 noche. Él le escribe poemas a una hurí. Los versos surten efecto y la bella se enamora del poeta. Como si se hubiese enamorado de Rubirosa. El poeta la deja y ella se queja:
--Tú qué me decías lo mucho que me querías --protestó la hurí.
--Mi oficio es ser poeta, tú solo fuiste una disculpa --contestó y adiós.
Con razón Platón no quería a los poetas en el Gobierno.

Aznar era --y lo seguirá siendo-- un devoto de la poesía. El poeta Roger Wolfe hizo un poema imaginario con Aznar y la señora Botella haciendo el amor, amor con aires poéticos.
También Zapatero fue poeta pero malo, y Rajoy también lo es en ocasiones. Lo malo de Pablo Iglesias es que no tiene poesía ninguna y le sobra retórica. Susana Díaz tampoco tiene poesía, por eso necesita a los poetas. Pedro Sánchez no, éste guste o no, ha ganado una guerra, recuperar el trono robado, es el héroe de una epopeya local, pero o cambia de retórica o vamos de culo, piensa mi instinto.

En fin, Platón estaba equivocado. Sin el concurso de los poetas, esos farsantes, las naciones no se sostienen.

La máquina me dice que mis sueños construyen un puente entre lo físico y lo espiritual. Buf los sueños. Están sobrevalorados. Y ahora más con la moda cuántica.
Corregir la retórica de Pedro Sánchez y conectar espiritualmente con Susana Díaz, no es un sueño desagradable. Pero no creo que ni un sólo átomo del sueño le llegue a ninguna de las dos sobresalientes cabezas de ese dragón llamado PSOE.
No creo que Susana me crea Pessoa y mande recado de que vaya a visitarla, cuando yo disponga.
Instinto e Inteligencia me dicen qué ni una cosa ni otra.

No sueñes tanto, Chito,
me dice mi amigo Pepe.
Si hasta la realidad
no es lo que nos parece,
cómo serán los sueños
y más esos sueños leves.
Pon los pies en la tierra
que es el barco que nos mueve.

lunes, 31 de julio de 2017

dia ermitaño

Anoche soñé que hacía el amor --vamos a decirlo así-- con Susana Díaz. Yo estaba en una reunión con Pedro Sánchez y Susana, supongo que una reunión política. Le puse puntos y comas de Maquiavelo a Pedro Sánchez y lo mandé a hacer un recado, y me quedé a solas con la señora Díaz. No hizo falta mucho prólogo. Los dos estábamos necesitando un alivio. Supongo que un alivio político. Yo los míos y ella como perdedora que señala sus límites.
Los límites del lenguaje, Pepe, es el agua sucia que recorre la novela pa Anghel.
Nada más despertar vi la entrevista en DRAGARIA.
Política y literatura en territorio canario. Separar el grano de la paja. Si yo fuera erudito, especialista, me metería en ese oficio. El zigurat de la novela en las islas en el oeste de Africa me dieron ganas de rescatarlo y terminar de construir. Allí está no sólo la novela canaria sino la universal. Está la que no conoce nadie y está la que conoce todo el mundo. En fin, vi batallador y hablando claro a nuestro Anghel. Sólo en una cosa no estoy de  acuerdo. Dijo que cualquiera sabe darle patadas a un balón en una huerta. Pero en la Premier sólo juegan los mejores.
Yo lo que pienso es que esos mejores lo son porque supieron darle a la pelota en una huerta llena de baches.

la papaya madura
caerá al suelo,
no la coge nadie
qué desconsuelo.

En el zigurat hay novelas sagradas y novelas profanas.

Sagradas: Fetasa, Crimen, Secretos de Cuba, Es mejor improvisar, Cucarachas con Chanel...
Y cuentos, de Antonio Bermejo, Marcelino Marichal, Ignacio Gaspar, JRamallo...

lo sagrado es emanación del árbol de la ciencia. podemos guarecernos en su sombra pero no comer sus frutos.
de lo profano si podemos comer. hablar de lo profano como hipérbole de lo sagrado es como darle patadas al balón en una huerta. labor complicada. un faro es la Biblia. Libro sagrado con cuentos profanos. Veremos, amigo, por dónde nos da la venada. La espiral de piedras en Ucanca, el círculo de microalgas dando vuelta a la isla, la espiral metafísica que une Santa Pus con Roma... son señales de que la cosa está esotérica.

el príncipe Genghis
dice que se va,
qué desconsuelo,
a la soledad,
esa oscuridad
del fondo del mar.

en lo oscuro se pierde
tu mirar de perlas
buscando secretos
en las aguas cautivas.

si tú me olvidas
caerá la papaya,
qué desconsuelo.


domingo, 30 de julio de 2017

y así

de lo profano y lo sagrado habló alguien en su blog.

Con el caso JUANA me levanté esta mañana.
Alba Sabina también debió de levantarse así.
En su blog caso JUANA.
Me recordó q yo también fui condenado por violencia de género. Tuve dos juicios. Uno por delito y otro por falta. La contrincante ganó los dos. Uno porque yo era culpable y me declaré culpable. En el otro, yo era inocente pero la señora llevó un testigo falso.
Cuento esto porque anoche con Marcelino estábamos hablando de la paranoia esquizofrénica...
--Todos la padecemos.
Yo también.
Cometí un delito, pagué mi deuda con la Justicia, con la sociedad y con la denunciante. Hoy es caso cerrado. La señora denunciante no  es una mujer cualquiera. Es poeta. Después de los pleitos, cumplida la orden de alejamiento, coincidimos en varios recitales, sin problemas, sin molestias mutuas. Caso cerrado.

El caso JUANA, en mente de millones de cerebros, está abierto. Recuerdo q  Cucarachas con Chanel, novela sagrada, recoge una historia mediática, con niño cuya muerte se le atribuye al hombre q vivía con su madre.
En la actual historia noticia, también hay niños.
Los mayores están en territorio profano, puteado. Juego de la oca, espiral de opiniones. Declaración de héroe y villano.
Los niños son territorio sagrado. La palabra del niño es la q importa. A la hora de la verdad. En lo sagrado también hay Héroe y Villano. Dios y el Diablo.
También me levanté esta mañana recordando una película relacionada. Una norteamericana, donde el villano protagonista llevaba escrito en los dedos de una mano DIOS y en los de la otra DEMONIO. Más o menos.

El genero negro, q se ha extendido como la marabunta, tiene en la realidad un serio competidor. Para qué quiero leer a Alexis Ravelo (a mi hermana le gustó la novela del pequinés) si la ficción está en la calle, entreteniendo al personal. Como en el circo romano. Gladiador, fiera y público. Y Nerón mirando al público...

leo las amalgamas de la máquina. Uno dice que la palabra maltratador es un estigma, un posible asesino. Otro deduce que cuando ruge la especie, la tribu, lo mejor es callarse.


*
En el blog de Martín, el autor cuenta un encuentro entre Ferro, ministro de propaganda de Salazar, y el poeta Pessoa. El político compra al poeta. Historia reiterativa. La principal es el encuentro del poeta con los extraterrestres. Vuelven los extraterrestres. No estaría mal. Lo de que me visite Barragán (político canario) y me compre está descartado. Que venga un extraterrestre y me lleve al platillo, entra dentro de lo posible.

La papaya se cae
si nadie la coge,
cae de madura
sobre las flores.

la sombra en pintura
pone los colores
de tu cara tan bella
llorando de amores.

detrás de las huellas
q tú dejaste
vuelan el mundo
todas las artes.

Aparto el mundo y me ocupo de mí. Hago un cartel publicitario, por si viene un ovni y hace una exposición galáctica. Sería curioso, aquí en este planeta pintor insignificante, y en las galaxias artista insigne. Cocina de diseño. Verduras de Venus. Batatas de Martes. Gofio de Mercurio...

sábado, 29 de julio de 2017

vinoavinagrado

juan vio a Marcelino en la zona rica de Santa Pus. Hablaron de avisarme para viajar la próxima semana al Sauzal. Cultura del vino y del atardecer en el norte. A pesar de q la gestiona el Estado, versión autonómica, la casa del marqués en el Sauzal me atrae la fantasía de q yo soy el dueño del lugar. De ser cierto ese espejismo de la mente, tendría un millón de amigos y no los tres o cuatro q me kedan.

hoy desperté con vocerío en la calle. A la vecina Yeli, un familiar q va de viaje a la Gomera le trae para q los cuide un pájaro y una tortuga.
El pájaro enjaulado me hace pensar en Marcelino. No sabe qué  cantar. El hombre está sumido en la rejas de la incertidumbre. No sabe qué hará mañana, ni si tendrá mañana. Por paroxismo, la tortuga la relaciono con Juan. Magnifico novelista, de la crema novelística autóctona pero de caminar despacito a los mares de la fama y la gloria. Los que corren son los conejos, como si los persiguiera el fantasma del fracaso. No saben q el fracaso es la meta. El fracaso de hoy y de mañana.
A Marcelino no le digo q me alcance, favor q me haría, unos cuantos lienzos vírgenes. Me manda al carajo. A Juan tampoco le pido tal favor. Bastante hace con anfitrionar, qué alegría, la ida al Sauzal, y luego, vuelta a la invicta ciudad, visita a la casa de las japonesas.

No voy a la playa pero sí a la esquina de los negocios prohibidos. De camino, paso por fuera de la casa del picoleto. El hombre riega unos pimenteros. Le pregunto cómo se llama un arbusto de esplendorosas flores blancas.
--Comemierda endémico. Me tiene todo lleno de esas asquerosas flores.
Las  flores me parecen bellas. Da reparo pisarlas. Dan ganas de ir allí y tomar notas de color y líneas. Mejor no. Mucho indagaría el consuetudinario dueño del arbusto.

*

mi hermana esplendor en silla de ruedas, con una pierna escayolada.
mi cuñado Rai elegante con pajarita rojo carmín.
Salvador, el novio, en su papel resolutivo de hombre de la Victoria.
Eva recogió el ramo de la novia...

Famara in illo tempore me pidió un poema.

Menos mal que no se acordó porque el poema, mi regalo de boda, lo soñé una noche pero cuando desperté no tuve la suerte del poeta inglés q soñó un gran poema y por el día lo copió, tal cual, verso a verso.
Tenía opción de hacerle una décima académica. Pero hay poemas que no admiten lo académico. Además, en medio del baile un amigo del novio recitó unas coplas de sus andanzas cuando andaban libres por el mundo. Un ripio tras otro, maravilloso. Además yo había pensado un cuadro. Pero ya le regalé uno y hizo como mi amiga de Tacoronte, lo  guardó en la despensa. Por lo menos en el hotel botánico tienen los aguiar en el salón, a la vista de los clientes... Además, don Raimundo, abuelo de la novia, les regalaba un cuadro de pintor canario de 700 euros. Mejor evitar comparaciones.
Que me iluminen, a ver si acierto con el regalo postergado. El regalo práctico es dinero. El espiritual es más difícil. Sí, el dinero está difícil. Pero el espíritu más.

Un mandamiento es escribir como si confesaras con el cura. Cuando yo confesaba no le decía al confesor toda la verdad, pero lo q le decía había sido verdad. Ramón, con su alegoría del turista sagrado, me ha dejado pensando en parábolas. El novelista como confesante y el lector como confesor. Los confesores son buenos si hacen público el cuento de la confesión. No en balde, ahora caigo, el novelista Javier llama obispo a Eduardo García Rojas. Confesor fiable, sabe hacer el cuento de lo leído.

*

Avisa Marcelino, si kiero ir al cine. Sí, quiero. TEA. Lady Macbeth. Ciclo de Cine Feminista. Varias frases en la crítica propagandística de la hoja volandera nos dejan en órbita.
"... combinando de manera orgánica un sensual dinamismo de cámara con composiciones cartesianas y rigurosos encuadres en plano general...".
"A medio camino entre las más salvaje sensatez y la más ordenada locura."
--Esto es como el desatino controlado de don Juan --se acuerda Marcelino de los primeros libros de Castaneda.
Salimos medio desencantados. Película pictórica, de movimientos lentos, cielos encapotados.
En el Gato Gordo está el hombre recogiendo las mesas, su bicicleta atada a una columna. El gato no está. Vamos a uno que hacen tortillas. Calor, terraza. Tortilla con almogrote y vino con...
--tiene sabor a tierra...
y a conatos de avinagrándose.
Una muchacha me sonríe mientras manipula una silla de una mesa a otra. Curioso ejemplar de la especie. Dos bellezas encontradas en  un mismo ser.  Un rostro aristocrático y unas piernas de campesina. Otra, sentada, se acaricia las rodillas...
Pasa lady Macbeth, sin brujas q vaticinen desgracia. Mata al suegro, mata al marido, mata al niño que el marido sembró en otra mujer, mata al amante. Y hasta, es de suponer, mata al gato. Al final reina ella en la hacienda, sentada en el sillón de  los crímenes, mientras los cadáveres duermen el sueño eterno en el bosque...
La noche pasa, pasa el tranvía...

viernes, 28 de julio de 2017

retales de un día boda

boda de Famara, con Salvador, hotel botánico. Cinco cuadros de Aguiar. Emociones encontradas. Ver los cuadros del gomero, bien. Quién pintara así. La otra emoción, negativa: cuadros encerrados en un hotel, sentimiento de que la pintura, especialmente la pintura, es un negocio cagado. Como todo. Sentir que vivimos en un mundo de mierda no es agradable.
Amplios jardines. Se agradece la sombra en días de solajero pero no iría a pintar nada al hotel botánico. Aquí la vegetación, muy cuidada, nada entre el rencor hacia lo humano y la tristeza. Bueno, descubres q las plantas no necesitan alegría ni armonía para vivir.

Boda al aire libre. Concejal del Puerto ejerciendo de cura. Inicia con una frase categórica de Paulo Coelho. Era la boda de mi sobrina, no le tiré un par de tomates podridos al concejal.
Siguió con un poema de Gustavo Adolfo, no pornográfico. Bien, nada q objetar. Siguió con una leyenda japonesa: el emperador mata a la madre, que tenía a su hija en brazos, y después de años se casa el emperador, con la hija de la mujer asesinada.
Dura un poco más la ceremonia.
 Del lenguaje poético a los tecnicismo de la ley.
Observo a las invitadas. Los vestidos. La novia, guapísima.

Dijo un pensador que el amor es la trampa que la especie tiende a los individuos. (A ver si algún día me olvido de esta dichosa frase.)
Pero también el individuo se defiende de la voracidad de la especie.
Rato agradable con algunos individuos, es más, descubro que algo está cambiando en mi personalidad. De introvertido a extrovertido. Me place hablar con los prójimos. Con Teresa, con Leo, con Gara, con Carmen, con Dulce... y incluso con los maridos de todas ellas. Menos con el marido de Carmen, que no fue a la boda porque no estaba invitado porque ella hace tiempo q le dio el pasaporte.
Ganas de quedarme, con los demás, a pernoctar en el hotel, pero no llevé DNI y sin el documento no te alquilan nada. Le propuse a Carmen quedarme en su habitación, pero me dijo que no.
Regreso a La Maldad con Leo y Manolo. Leo se queda en La Laguna, a una charla espiritual. Le digo a Manolo que me deje en la rambla. Tal vez estuviese por allí Intuición, pero no. Basta que busques para no encontrar. En fin, tiempo al tiempo. Si es que hay tiempo. Jordi Solsona dice que no hay tiempo, q el tiempo no existe.

En casa observo que la gaveta de la mesa noche donde guardaba una china, está limpia. Joder, eso por dejar la china entre la basura. Lección a aprender.
No fumo nada pero le doy otro toque, pensando en José Aguiar, al cuadrito  de las dos fotos. Me interesa el posible diálogo entre las dos imágenes recogidas. 1, una mujer desolada (en la foto; en el cuadro no salió el asco q siente por sí misma y su belleza) se mira al espejo. 2, un fotógrafo enfoca a la modelo colocada delante de un paisaje falso. Bucólico. Lo que rodea al paisaje fingido es la ruina de la guerra.

No me acordé de comentar con Leo la espiral del Teide.

jueves, 27 de julio de 2017

Otro café quemado. Por culpa de las telas vírgenes. Me embebí, como un poeta ensimismado, en manchar los lienzos. Los 3. Quería pintar las adelfas blancas q hay en el jardín de la calle, antes q el calor las mustie, y pinté escenas con humanos. Una bailarina verde, figura expresionista y fondo que recuerda a Chirico. Le falta profundidad. No me visitó Oscar Domínguez. El  otro empezó por un dibujo aunado de dos fotos en internet. Una la publicó Alba Sabina. Se ve un fotógrafo haciéndole la foto a una mujer sentada delante de un tapiz con bello paisaje, y alrededor de la falsedad ruinas de Varsovia en la II guerra mundial. La otra foto no sé el autor. Se ve una mujer de espaldas, semidesnuda, o semivestida, mirándose al espejo. Su desolación recuerda al hopper de la mujer sentada en la cama.

Hoy por la mañana llamada del Cuervo. Hoy tampoco baja. Se fue pal Sur. Y yo mañana, que es futuro, al Puerto.
Puse los cuadros a secar al sol en la puerta de la calle. Voy a recogerlos y a calentar un café.
El tercer cuadro está en proceso. Sobre dibujo con carboncillo puse una capa diluida de acrílico naranja. La segunda "foto" parece ahora una mujer gigante, enseñando las nalgas, y el fotógrafo enfocando la cámara al ojo del culo.

Las noticias de estos días son la espiral de piedra y la mar contaminada. Muchos feligreses y todos cagamos, y los naturales también. No hay mar pa tanta mierda. Lo del Teide es otra cosa. Las autoridades en vez de aprovechar y vender la escultura, se rajan las vestiduras como cuando los ataques a las diosas del parque Sanabria. En vez de vender visitas, no, a llamar energúmenos a los artistas gamberro. ¿Qué se pueden esperar? Ni siquiera aprovecharon los barcos con escapados de Africa, obras de arte. No, los destruyeron. Esa es la política.

miércoles, 26 de julio de 2017

Pepe
hoy contento porque fui al Corte Inglés. Pantalón, chaqueta y calcetines. Cinto, aunque sea de batalla, me pongo el que me regaló preciosa amiga del Sur, prima de Sita. No digo su nombre porque si la nombro, voy a volver a enamorarme. Y no es plan. Por mí. Ella cada día está más brillante, más bella. Está contra Podemos y contra Maduro. A mí eso me da igual. No la conocí del todo porque me pidió matrimonio, y yo le dije que no, que ni el sacramento ni fidelidad. Hoy, con la influencia de Maquiavelo, tendría que haberle dicho que sí

amor es siempre
un continuo eterno

Estas mujeres batalladoras del Sur cocinan muy bien, y mi amiga era un portento saltando entre las rocas y cogiendo lapas sin parar, mientras yo encima de una piedra vigilaba el horizonte, el punto de fuga.

 hoy Pillé también óleos, bastidores, etc. Con Eva hice todo esto, y luego fuimos a comer a la muralla, en la casa comidas de cerca de la plazoleta, San Andrés

A menudo he tenido la impresión, fantástica si tú quieres, de q hay veces q viene un pintor del otro mundo y es él quien pinta el cuadro, yo soy un instrumento, una herramienta. Me ha pasado con Picasso, Chagal y Munch.
Como un niño con zapatos nuevos me pongo a pintar en un lienzo virgen. La tela bien. Lo que no están bien son los óleos que subí del Corte Inglés. No me obedecen, hacen lo que les da la gana. Pero al final el cuadro quedó bonito. Parece que lo pintaron Guezala y Oramas. Uno el baile de las líneas y el otro el esplendor de la luz, el escenario. El cuadrito puede dividirse en dos. Una mitad Guezala y la otra Oramas. Comparten lo que se supone que es cielo. El cielo sí es cosa mía. Es un cielo de casi noche sobre unas casas y un jardín con luz del mediodía. Cielo desentonado.
 El primer paisaje de los tres lienzos que traje parriba.

--Yeli, Yeli, Yeli... --dice la vecina que todos los días se para frente a la puerta de Yeli y repite yeli, yeli, yeli...

Todos los días se compone, como si fuese a ir a un palacio, y sube y baja y sube la calle, y se para de espaldas a la puerta de mi casa y llama yeli, yeli, yeli...

Elena me invita a cortejarla. Maldad de mujer. Como sabe que no la puedo cortejar a ella, porque está casada, su fe evangélica la incita a darme consejos: tú estás solo, ella está sola, etc.
A veces le pregunto por Bolivia, pero desde que me contó cómo se bañaba en el río, prefiero no preguntar.

No quiero hablar de Bolivia. Es el título de una de un novelista de EE UU afincado entonces en Barcelona. El escenario de la novela es Barcelona. La trama gira en torno a un kilo de cocaína. Al autor lo conocí en las primeras semanas negras. Le hice una entrevista. Me advirtió que el lenguaje hablado tiene muchos tic que los escribes y  parece que habla un tonto. El hombre no era tonto y la novela estaba muy bien escrita. Pero se fue de la lengua. Dijo en un pub de Gijón que Taibo II era un buscavidas mexicano y más nunca lo invitaron. Al que sí invitaron fue a Rubem Fonseca. Una pena, yo no pude verlo. Digo verlo porque el hombre no hacía declaraciones. Decía que todo lo que tenía que decir ya lo había escrito en su obra. El amigo poeta David sí lo vio.
--Muy bien lo suyo, maestro. Siga así --le dijo.

Hablando de David me acuerdo de Roxana, Baile del Sol le publicó una novela. Lo sé porque ella le agradeció a la editorial la publicación. Lo penúltimo que leí de Roxana no me entusiasmó. Cuenta el gris de la rutina pero sin sacarle fuego a ese palo. Curiosidad deja la novedad, pero me temo, sospecha esotérica, que va a ser más de lo mismo.

Al azar le gusta jugar al castigo. Alguien dirá del gigoló, si lo publicamos, esto es más de lo mismo. A menos que haya fuego en la obra y le queme las palabras a quien diga eso. Ya veremos.

Don Cuervo dice q baja. Ganas yo también de bajar a Santa Pus la nuit. Me pongo una gota de Chanel y me visto de limpio.
 Llama el cuervo. no baja, le pregunto por la espiral del Teide, un atentado a un lugar sagrado donde los feligreses es el turista, dice él, tema clave de su tesis doctoral. Sí, digo yo. Lugar sagrado de la pantomima del callejón del Turco, donde mataron a Prim.

Los devotos de las antiguas religiones acuden al lugar sagrado a rezar. El turista no reza, saca la foto y la difunde por la máquina. El lugar si fue sagrado ha dejado de serlo. Cuando los mercaderes toman el templo no hay cristo que valga. El templo deja de ser templo y se convierte en putiferio. El polvo es la foto. Pienso. Contrario a lo que dice Ramón. Pero como le duele la cabeza no le digo más nada. E Ibrahim cerrado. Bueno. Me quedo en casa, pintando paisajes, vestido de limpio.
Ramón habla con ímpetu de su tesis doctoral.
Pienso. Dudo de lo que pienso y salto a la máquina, a leer frases brillantes de Antonio Machado y los ocho tipos de personalidad humana según Jung. Éste llama Sensación a lo que nosotros llamamos Instinto. Habla de Pensamiento (lugar de la Inteligencia, en nuestro parecer), Sentimiento (lugar de la Intuición) y Acción. Donde pone Acción, debió haber puesto Sensación (lugar del Instinto).
Jung diferencia entre Sentimiento e Intuición. Un fallo en su teoría. La Intuición crece en el Sentimiento.
Los cuatro elementos según Jung (Pensamiento, Sentimiento, Sensación e Intuición) están relacionados con la introversión y la extraversión. Por eso le salen ocho tipos diferentes.

Pensamiento extrovertido
Pensamiento introvertido
Sentimiento extrovertido
Sentimiento introvertido
Sensación extrovertida
Sensación introvertida
Intuición A
Intuición B

Si reducimos a 1 sentimiento e intuición, saldría 6 tipos.

El introvertido sería el poeta ensimismado. El que atiende a lo que hay dentro de sí mismo. En caso de que no sea un ridículo fracaso lo que hay en sí mismo, si es Pensador podría llegar a ser filósofo del ser y el no ser, como Parménides. ¿Era Parménides?
El Introvertido Intuitivo podría ser el poeta místico.
Y el Instintivo, poeta social, de grandes palabras y enormes ambiciones.

El extrovertido es el poeta que mira hacia fuera, a veces mira y ve. En este caso el Poeta Pensador sería militar, estratega de la estrofa de su propia vida.
El extrovertido intuitivo, sacerdote de rituales solemnes.
El Instintivo, soldado o cura. Depende donde haya mejor cocina.

Bueno. Lo anotamos en el organigrama de Pepe&Chito Artistas a Domicilio. Claros, concisos y concretos.
Tenemos la Oferta, tenemos la Publicidad. Nos falta la Demanda. Nos falta Intuición. Luminoso fuego.
 Inteligencia, prudente, evitó poner la mano. Instinto, soldadito de plomo, puso el corazón. La historia es más larga.
Nos vemos un día destos en el Gato. Un abrazo.

entrada uno

encuento las viñetas de los hermanos Bécquer. Despiertan el interés por Isabel II.
Es una época de la historia de España que desconocía. La primera mención a Gustavo Adolfo Bécquer fue en una entrega de Martín. Relaciona el asesinato de Prim y la muerte del poeta.
En las viñetas se ve a Isabel II de centro de operaciones con los ministros, el clero y un burro. En cuanto al estilo, lo contrario de las estampas japonesas. El colorín de los hermanos es casi chabacano,
el sexo es mecánico. No hay olor ni danza. Ternera al horno.

historietas de la corte. la reina de los tristes destinos. Galdós y otros le tuvieron simpatía. Era generosa y alegre. pero no sabía gobernar. no tenía estudios necesarios.
En esa época había, además de guerras carlistas, más corruptos q ahora. La corruptela era un modo corriente de estar en el Estado. Bueno, no voy a ponerme ahora de historiador. El clásico q un día no sabe nada y al otro lo sabe todo.

Llama Estela desde un hospital del Puerto. Pierna enyesada. Y el fin de semana, boda.

Dos veces hirviendo el café. Intento un retrato de la poeta, como con Cande, a partir de una foto. Cande salió romántico. Este tiene otro tono. Me ha costado que se quemara el café dos veces. Cuidado, Chito.

hipnotizado en la interpretación libre de un cuadro de Josep Baqués, se quema un tercer café. El arte puede ocasionar desgracias.

Pintar con óleo sobre papel puede ofrecer algún regalo, una sorpresa. La imagen clave es la que se transluce en el reverso. Lo que pinté no está mal pero es pasajero, mirarlo y seguir de largo. La otra imagen es más sobria, más sobrecogedora, y el colorido es humilde, de la primera luz del día... Bueno, hablar de imágenes y no mostrarlas es un defecto. Voy a calentar un café.