domingo, 17 de julio de 2011

género oscuro

Este dominmgo se suma a la petit antologíe "bar de la ignominia", como apoyo moral, el "mencey" de La Gomera. Cuando un gomero se pone a narrar, hay que echarle de comer aparte (y esto me recuerda que aún quedan otro gomero y un herreño para completar el álbum).
Copio del informe de la policía (de un periódico de hoy) el presunto discurso del hombre de la isla de gomorra (así figura en una novela de nuestra editora alemana):
--Esto es un abuso. Os voy a denunciar por detención ilegal. Sois unos terroristas, unos borrachos, unos hijos de puta y unos sinvergüenzas. Soy senador y voy a ir uno por uno a por vosotros. Voy a acabar con vuestras carreras... Yo me meo en las putas... Tú eres un pringao y estás hablando con un senador... Sois unos putos fachas pagados por los putos fachas del PP... Tú cara no la voy a olvidar en la vida, ni tú la mía, ni tu familia de Ceuta, que tú eres moro... Todos estos hijos de puta se van a enterar. Vuestro sueldo lo paga el puticlub... Os deseo a todos los policías que estáis os muráis todos de un cáncer y veré con mis ojos cómo se mueren vuestros putos hijos, fachas de mierda, hijos de la gran puta, borrachos, terroristas de mierda, maricones, cobardes, abusadores...
(Me extraña las formas poco canarias de la segunda persona del plural... etc. A no ser que en Madrid, el senador cambie los giros del habla. En fin.)
Otros que hubieran podido estar en colección, son Rebekah Brooks and Rupert Murdoch y Strauss-Kahn, además de la visión de los navarros en el "Codex Calixtinus", en manos de Campanilla (la copia, no el codex original, no miren pa ella, es inocente), pero el espacio es limitado. Una pena.
Ferdinand Celine, venga a nosotros tu reino.

3 comentarios:

Campanilla dijo...

PEQUEÑO FRAGMENTO DE LA DESCRIPCION DE LOS NAVAROS EN EL CODEX CALIXTINO.

Antes de que el cristianismo se extendiese por todo el territorio español, los impíos navarros tenían por costumbre, a los peregrinos que se dirigían a Santiago, no sólo asaltarlos, sino montarlos como asnos y matarlos.
Oyéndoles hablar te recuerdan a los ladridos de los perros, por lo bárbaro de su lengua. Son un pueblo bárbaro, diferente a todos los demás en sus costumbres y naturaleza, colmados de maldades, de aspecto innoble, malvados, perversos, pérfidos, desleales, lujuriosos, borrachos, agresivos, feroces y salvajes, desalmados y réprobos, impíos y rudos, crueles y pendencieros, desprovistos de cualquier virtud y enseñados a todos los vicios e iniquidades.
Además los navarros fornican incestuosamente al ganado. También dan lujuriosos besos a la vulva de su mujer. Por todo ello, las personas con formación, no pueden por menos que reprobar a los navarros.

Bueno, pues como ya ven uds. salimos bastante mal parados los navarros en este Codex tan de moda últimamente, del que yo no tengo el original, ¡lo juro! jajaja.
He puesto este FRAGMENTO porque me encantó leer tantos adjetivos peyorativos, que me dejaron sin respiración al leerlos todos seguidos.
Que juzgue el antropólogo ante los cambios sufridos por los pueblos a través de los siglos, porque algo habremos cambiado, digo yo...jajaja.

Ramón Herar dijo...

Yo no sé, pero no me arrepentiría de esos 'lujuriosos besos a la vulva de su mujer'. Y eso de fornicar con animales... Quizás sea cuestión de probar. Habría que preguntarle a aquella rubia platino que fue parlamentaria italiana o a algún que otro gobernador europeo o senador español. Últimamente parece que la clase política entiende mucho de todo eso, y más.

Campanilla dijo...

Bueno Ramón, como todo el mundo sabe, hay cosas que no hay que cambiarlas nunca, sino mejorarlas, y esos "besos lujuriosos" son una de ellas...Creo que es lo único bueno que pone de los navarros en todo el texto descriptivo, pues lo dicho, a mejorarlo, jajaja.