viernes, 24 de febrero de 2012

Coplillas al modo macarrónico de nuestro Anghel

Quiero mujer entera
que no partida,
no la quiero en almoneda
compartida

si de mí no quiere
sino tres diabluras
yo tomo la datura
del barranco
para cumplir con valor
pero si no hay amor
no entiendo este querer.

Cojo persigo al manco
y en el bar de Mercedes
me arrimo a un arritranco
como yo.

Porque no me quiere
sino compartido,
ay que mal lo entiende
el hombre perdido.

Si tengo que pasar mal año
ya eso que tengo aprendido,
doctor en sufrir el daño.

Oye las diatribas
que te aconsejan
meterte en rejas
de diez locuras.

Esas bravuras
a mi me dejan
con la secura
del alma muerta.

Morir no es nuevo,
vivir tampoco.
No sé si cuerdo
o estoy muy loco.

Sólo sé
que gano poco
y tu vales mucho.

Y si me pongo a gemir,
por Cristo me den
ninguna piedad.

Sin piedad aprendo
a apagar la luz,
a cerrar el gas. 

3 comentarios:

Dr R (JRamallo) dijo...

Escribe y punto

Riforfo Rex dijo...

¿Me sugieren, tal vez, los versos, que hay una "Carmen Elena" por ahí? Excúseme la intromisión.
He leído "El Pintor Asesino". Me ha gustado, aunque creo que El cuervo estaba más trabajada (por decir una palabra, no se me ocurre otra pero vengo a decir que me convenció más el Cuervo, sin menospreciar al Pintor)

Jesús Castellano dijo...

Sí, creo que el pintor necesita una poda. Curiosamente, ayer lo estuve mirando y me pareció necesitado de eso. A ver si en el gigoló (ahora en manos del médico del CNR) la cosa sale aún más lograda. Si podemos, el CNR se verá en el local del brujo, en La Laguna, sobre el nueve de marzo. A ver si hay ánimo y empuje.