miércoles, 21 de marzo de 2012

La fiesta del Cherne

La fiesta del Cherne tuvo sus devotos incluso antes de celebrarse. Juan Royo recibió a su correo una canción que se llama La ciudad del Cherne, pero en inglés. Me alegro porque la voz y la letra de esa canción, y la música, rapera, tengo que oírla. Algo bueno está sucediendo en Santa Pus, o en Puerto Santo, o simplemente Santa Cruz si ustedes quieren. La recién aterrizada Cucarachas con Chanel, estará pronto acompañada por Puerto Santo y El sueño de G21 (perdón, El sueño de Goslar). Que entremedio suene ese rap, de Roberto Cabrera, es una señal estupenda, radiante como este día de sol. De hecho, recordaba estos días Idolos de Bruma, una novela de culto (tiene sus devotos, yo entre ellos) QUE RETRATA hasta el alma el S/C de los setenta. La novela gozó de una segunda edición, pero era tan poderosa la primera que más necesitaba un segunda reimpresión, a mi modo humilde de sentir estos hechos que llaman literarios.
En fin, El Cherne sufrió la plancha, y los comensales (El pescador que se quedó sin mujer, El sepulturero al que no quería ningúna mujer ni pagando, y el maestro que desesperado pedía un euro para comprar un cigarro) prepararon la mesa. Cherne a la plancha. Vino Viñátigo rosado. Etc.
Y otro no comensal que se interesó por esa futura portada de Mr Cuervo, fue mi amigo Berto, con un sms al móvil

el cherne d ramon lo guiso salamon. loor al cherne mientras aparece ramon o frank sinnata

Vaya, habrá que invitarlo la próxima vez, y más cuando su cuento en Lunula está desesperado todo el mundo por leerlo, y algunos dicen que hasta con Lupa. La letra nos redime. Las palabras nos pierden.
Yo dejé la llave dentro de casa. Espero que la vecina llegue de trabajar cuando se acerque la noche. Si no, voy a tener que recurrir a otros métodos.

Dibujar Santa Cruz sin gafas. Esta para ser dibujado. Desde essa rajeta que es el barranco Santos. Victor Roncero decía que S/C era su amante. Hombre que puede tener tal amante... pero hoy lo he comprendido. Después del Cherne. El que nos comimos y el que vendrá.

Faltaron el criado del marquez y la puta Rosa (la Rosa de todos los poetas). 

2 comentarios:

Ramón Herar dijo...

Vuelven los calores, la primavera la sangre altera y... las hormigas se me suben por los tobillos. ¿Qué buscarán por ahí? Sólo su inteligencia subterránea lo sabrá. Quizás el aroma de mostro marino que todavía respire. No sé si tendré tiempo de hacer mi crónica chesnera. Menos mal que tenemos al ya famoso cronista de La Maldad.

El Jugador dijo...

Muy bueno, señor Jesús, como muchas veces. Bueno, aprovechando la ocasión, le invito a usted -y a quien quiera-, a leer mi nuevo blog.

www.el-jugador-84.blogspot.com

Sí, soy un tipo muy ingenioso, ya ves.