jueves, 15 de marzo de 2012

notas

De forma esporádica, espero, desaparecen de mis oídos las voces de Vera, de Ninfa y de Clara. Todas están ahora ocupadas en otros menesteres. Si tengo en cuenta que mi carrera literaria se alimenta de la palabra que brota de la boca de una mujer, me veo en la necesidad de tomarme unas vacaciones. Interrumpo  pues una ya larga investigación sobre el tema de los celos (Medea, Otelo, Pablo Castel, el celoso extremeño, etc.) y me situó, en una vena más sociológica que poética, en la investigación de la ciudad donde escribo, narrada con maestría en estos tiempos. Tengo tres referencias inmediatas. Cucarachas con Chanel (de reciente aparición), Puerto Santo (de próxima aparición) y El guerrero de Goslar (también de próxima aparición), publicaciones de Idea/Aguere. La primera y la tercera hacen ocurrir la acción en esta década inicial del siglo XXI. Puerto Santo, en los últimos años del siglo XIX. Ficción absoluta la novela de Juan Royo, ficción relativa la de Javier Hernández, y realismo.0 la de Dr R (JRamallo).
Si no hay inconvenientes, y si no te importa, lector, las conjeturas que hasta ahora están puestas sobre la cernidera serán depuradas y me ocuparé (por amor al arte) de construir algo sólido con esa arena, si encuentro el cemento apropiado.
*
El Escritor Escondido fabrica en su blog varios sonetos, que si no me dice no, pienso trasladar a esta flor y mierda, porque los sonetos no están nada mal y por pura vanidad masoquista. En uno habla de radio Tijuana y en otro de un pintor goliardo. Decirle a mi amigo que el pintor ya tiene hecho el boceto. Ahora le falta el lienzo para su desarrollo serio. Conseguir ese lienzo, del tamaño que él quiera, le corresponde. Espero que no se demore.
*
Hoy se presenta un libro de Ricardo García Luis en la Mac, calle El Castilllo (?) de Santa Cruz de T. a las 6.30. Editado, como los anteriores títulos que cité arriba, por Anghel Morales.

4 comentarios:

El Jugador dijo...

"El rastro de la mujer caracol". Ése también es bueno. La obra, digo... o los trece relatos que no son libro. Es de un amigo mío, colega; sólo que no tiene padrino, y además, le dicen que no conoce esto del mundo literario; le dicen qie no tiene paciencia; le dicen que bla, bla, bla... En fin:

que vale.

Jesús Castellano dijo...

¿Dónde se puede pillar a esa mujer caracol?

El Jugador dijo...

En ningún lado, Jesús... al menos de momento. Y ése es el asunto -el más vital y trascendental y metafísico... y todo ese rollo existente o existencialista, véase-.

Me lo dijo mi colega, ojo... que no quiero trifulcas.

el escritor escondido dijo...

Jesús, ¿cómo voy a decirte que no a compartir unos versos en tu blog? Adelante, como la liga BBVA. Saludos.