sábado, 21 de abril de 2012

viaje al sur (II)

Tea. Ordenador 46. Ya antes el 41 se negó a abrirse. Este me hace negocios raros.

--¿Con quién fuiste al Sur?

Anoche después de que estuve con Carmen, Marlene y dos amigas más, que si Tirante el blanco escribiera esto las llamaría Lindoslabios y Dulcemirar. Pero lo escribo yo. No me acuerdo cómo se llaman. Con Dulcemirar compartí una cerveza. Con Lindoslabios una parte de la realidad.0. Con Marlene la foto de un cachorro, y con las cuatro la actuación de Abubukaka en el teatrillo del bar Regio, en la zona este del Estadio.
La obra era de

humor chabacano
pa rascarse el ano

No causaba por lo menos vergüenza ajena, se podía mirar y oír, e incluso a Dulcemirar le encantó. A mí no tanto, salvo el momento en que sale a escena La Justicia (más que aceptable semblanza de esa estampa del Tarot de Marsella), una casquivana verbenera y por cocaína dispuesta a declarar inocente y culpable, inclinar la balanza pal lado que más le interesa. Estuvo bien ese momento, a mi sentir, en la actuación de Abubukaka, digna de Arístófanes. Lo demás, y mejor, una cena en la tasca de un paisano del Bierzo. Estupenda comida y buen precio. Luego montamos en el coche y como yo no tenía ganas de que me descargaran todavía en La Maldad, le dije a Carmen que me dejase en La Laguna. Lindoslabios y Dulcemirar se apearon del Altea en la zona del Mercado y a mi me dejaron en la avenidad Trinidad. Pasé por casa del Brujo. Le pedí un cigarro. Le dije adiós y bajé a S/C en el Tranvía. Esta vez no problema. El revisor, que antes de llegar a mí puso dos multas, me pidió el bono y todo correcto. Viaje pagado. Me bajé en Guimerá y bajé al Generador. Allí me encontré con Dr. R.  Estaba con un grupo de artistas. Pegué la hebra con una instaladora afrocubana. Y hace unas horas, tomando los churros del amancer, Dr R me hizo esa pregunta.

--¿Con quién fuiste al Sur?
--¿Sabes que me dicen que no es buen consejo ese tuyo de que me haga amigo de la rata? --dije.

¿Continuará? 
 


1 comentario:

Luna dijo...

Bendito eres entre todas las mujeres.