sábado, 14 de agosto de 2010

lagarto, tortuga, mirlo...

Llamé a Ramón, mi amigo el aristócrata del Sur, el hombre de los mangos. Le pregunté si sabía si Quico ya preparó las fotos. Por lo pronto tengo un cuento de Juan Royo. El cuento no está exento de magia, y como toda magia verdadera, con un animal totémico.
No quiero llorar, olas del mar, los desaparecidos lagartos de Icod. Todavía los hay, pero ya no me hablan, saben que no supe defenderlos. Son rencorosos los lagartos. Años para curar la tierra y... "¡¿Canaria Libre?!"... No sé. "Canarias condenada", por los propios naturales. Esta es la realidad.
El conocer a la cubana me ha puesto sobreaviso: estilo mexicano. perdonar pero no olvidar. Tremenda contradicción: quien no olvida, no perdona. Sólo que renuncia a la venganza.
El caso es que el cuento de Juan convocó a un lagarto, y en los días sucesivos fueron apareciendo , a lo largo ancho de la semana, otros animales de poder. La cubana me presentó a una tortuga. Fue después --coincidencias, Juan, extrañas coincidencias-- fue después de invitarme a un bebedizo en su habitación del hotel, amargo pero nutritivo.
Dos bragas, una negra y otra roja, como en la novela de Sthendal, me acordé de esa novela, del título al menos, colgaban, secándose, de una pequeña percha. El armario lo tenía abarrotado, los vestidos se desbordaban, como si fuesen a ser vomitados, entre prendas íntimas y cajas de zapatos. Sobre un minúsculo tocador, una mortecina luz amarillenta de una única bombilla sumía en destellos fantasmales la silueta de la cubana en el espejo. Sobre una de las mesanoches, una cocinilla eléctrica, pequeña, de un solo quemador, hacía hervir en un pequeño caldero un agua verde. La dejó reposar. Fue en esa noche de calor, en que el aire se convirtió en fuego. La desnudez era el mejor estado para tomar aquella agua caliente, con hierbajos, bebí no sin temor.
Lo que pasó después no sucedió en esta realidad, pero fue real.
Estábamos en el pueblo. La zona de mi casa era como una barriada con todas las casas seguidas, edificadas sólo en un lado de la calle, unas detrás de otras en fila india a lo largo de la calle, sin pavimentar, donde había trozos con bastante barro, otros con tierra seca y bastantes desniveles, pero reconocí que aquello era la plaza de Las Adelfas. La plazoleta. Y también reconocí la casa de mi padre, aunque ahora era distinta. Enfrente de la casa había sólo tierra, ni un campo, ni herba, ni la venta de Francisca, nada de nada, como terreno preparado para futuras construcciones.
Yo era un vagabundo solitario, a la mirada de los vecinos, caminando al lado de una mujer guapa. Cuando entramos en casa y nos metimos en la habitación, era otro el paisaje que se veía por la ventana. Habia ahora un lago y, de pronto, ví cómo desde la última casa de arriba asomaba una tortuga gigante, como del tamaño de un coche, y pasaba nadando por delante de nuestras narices, y desapareció a lo lejos. Y cuando desapareció la tortuga, la calle volvió a ser de tierra, ya no había agua.
Sin embargo, por la mañana abrimos los ojos y nos encontramos frente a frente en la cama del hotel, desnudos, y yo le quise preguntar si ella también...
--Sh --me tapó la boca con un dedo--. Hay veces que mejor el silencio --dijo, y me recordó a una juez...--. Luego me dijo que iba de viaje a Las Palmas. Y la acompañé al muelle. Luego fui a la playa. Hacía días que no la veía. Allí estaba la oyente, como parte del paisaje de la palmera y su sombra. Su carne más morena y a su lado un maromo joven, de unos treinta años, que cuando vio que me acercaba, como obedeciendo una orden, se levantó de la toalla y corrió y se lanzó al agua y se alejó nadando hacia la escollera.
--Quién es? --le pregunte--. ¿Un conocido, un hermano, un amante?...
Sonrió y preguntó si yo limpiaba mi habitación. Le dije que no. Dijo da igual. No se puede ser muy exigente en estos tiempos. Recogimos y nos fuimos, y al conocido, al hermano o al amante lo dejamos cogiendo lapas en la escollera, supongo.
Cuando llegamos a la puerta del patio de afuera de la casa de mi padre, vimos un mirlo con una cucaracha en el pico. La soltó, y la cucaracha quiso escapar, pero el pájaro le dio alcance una y otra vez, y en medio de la cacería, un millero, un pájaro pequeño, se posó cerca, y en una que el mirlo soltó el bocado, lo atrapó el millero y salió volando, con la cucaracha en el pico, y el mirlo con cara de tonto.
--Chito, ¿sabes si vino el de las potas? --abrió mi padre la puerta de la casa--. Como dijo Cantinflas, como siga comiendo lentejas, me voy a convertir en una ferretería.

10 comentarios:

la oyente de la playa dijo...

Curiosidades de la vida, yo soñé con una tortuga que me ponían en el hombro para hacer un conjuro.
Si la tortuga quedaba quieta, el chico de la playa sería mío para siempre, si caminaba por mi hombro, yo también caminaría de hombro en hombro, de hombre en hombre.
¿Qué pasó? mañana más.

Ramón Herar dijo...

Ese era yo, y no cogía lapas sino burgados, unos burgados que preparé con un mojo receta de mi abuela y a quien los probare...
Sabrá del otro lado del ojo del miedo, allí donde sólo las pardelas tienen sus niditos de amor

Campanilla dijo...

Volando como yo suelo
en mis sueños descubrí
compitiendo con mi vuelo
una mariposa añil

era pequeña y muy bella
su color tornasolado
y alcanzaba las estrellas
cuando volaba a mi lado

la luna estaba brillante
redonda entera lucía
la luna estaba sangrante
la mariposa moría

yo reclamaba a la luna
¡no me la dejes morir!
yo te daré mi fortuna
si la dejas junto a mi

la luna ya se marchaba
pero mis gritos oyó
volvió hacia mi su mirada
y mi ruego funcionó

la pequeña mariposa
probó sus alas al aire
revoloteó graciosa
con salero y con donaire

y Campanilla a la luna
tal como le prometió
entrególe su fortuna
y con ella se quedó.

vaya que noche de sueños
con distintos animales
pero a juzgar por sus dueños
esto son muchas señales...
_____________________________________

Bueno Ramón, me tenías preocupada sin saber nada de tí por ningún lado, pero ya veo que estabas ocupado tú también con la oyente de la playa...jajaja
bienvenido de nuevo, un abrazo.

Jesús Castellano dijo...

A Anghel, por el comentario a la entrada anterior.
No, Anghel, un sujeto que ha puesto un muro entre las dos islas, y ha colaborado a la asfixia isleña, y está unido a los que no respetan la isla que dicen defender, por mor de la ganancia fácil... no es más que un español más, disfrazado de independentista, lo peor de lo peor. Como aquel, ¿te acuerda?, que se metió en el Sindicato de la Récord, por orden de UGT, a reventarlo desde adentro. Me imagino sus discursos, los dircursos del godo... Tiempo al tiempo. La desgracia, es que parte del daño que hacen, entonces ya será irreparable.

Anghel Morales García dijo...

Amigo Jesús:
Don Pepito ganaría mucho más dinero siendo fiel y dócil a los españoles.
Tiene a su cargo el periódico más vendido de Canarias, por lo tanto, no necesita para nada adoptar esta postura independentista y esto molesta bastante a los españoles y a la burguesía canaria. No voy a ser el defensor de don Pepito ni muchísimo menos, el hace su labor y otros hacen otra, como los que se están moviendo a nivel internacional buscando apoyo a la independencia de la Nación Canaria, lo de Gran Canaria es una chorrada negativa si la comparamos con todas las positivas que tiene EL DIA. Gente de Gran Canaria como los hermanos Palarea, Víctor Ramírez, Isidro Santana o Francisco Tarajano, no se siente ofendidos por las tonterías del "gran" y valoran el atrevimiento de don Pepito por la causa Independentista. Aquí tenemos la fea costumbre de intentar desprestigiar a cualquier canario que luche por su libertad. La Independencia de Canarias no pasa por EL DIA, pero su apoyo es bastante positivo. Antonio Cubillo cometió muchos errores, pero si los invasores españoles intentaron matarlo es porque algún peligro representaba y tuvo la valentía de enfrentarse al franquismo en defensa de las lecheras, los panaderos y otros sectores desfavorecidos. Muchos como yo hemos cometido muchos errores y nos equivocamos todos los días, pero somos sinceros en nuestra lucha de Liberación Nacional y sabemos que el enemigo es el invasor español, no el pueblo canario, aunque entre nosotros haya mucha... /discurso de Ramírez/. Si la independencia no llega pronto este pueblo desaparecerá como tal, la invasión de Canarias en la última década ha sido programada, con un objetivo claro: acabar con cualquier seña de identidad del pueblo canario. Se que eres inteligente y algún día mirando al mar desde La Cajonera podrás entender mis palabras. No me considero un gilipollas y se lo que hago y por lo que lucho. Bueno Jesús, sino regreso no me esperes, mi semilla ya está plantada.

Anghel Morales García dijo...

Amigo Jesús:
Don Pepito ganaría mucho más dinero siendo fiel y dócil a los españoles.
Tiene a su cargo el periódico más vendido de Canarias, por lo tanto, no necesita para nada adoptar esta postura independentista y esto molesta bastante a los españoles y a la burguesía canaria. No voy a ser el defensor de don Pepito ni muchísimo menos, el hace su labor y otros hacen otra, como los que se están moviendo a nivel internacional buscando apoyo a la independencia de la Nación Canaria, lo de Gran Canaria es una chorrada negativa si la comparamos con todas las positivas que tiene EL DIA. Gente de Gran Canaria como los hermanos Palarea, Víctor Ramírez, Isidro Santana o Francisco Tarajano, no se siente ofendidos por las tonterías del "gran" y valoran el atrevimiento de don Pepito por la causa Independentista. Aquí tenemos la fea costumbre de intentar desprestigiar a cualquier canario que luche por su libertad. La Independencia de Canarias no pasa por EL DIA, pero su apoyo es bastante positivo. Antonio Cubillo cometió muchos errores, pero si los invasores españoles intentaron matarlo es porque algún peligro representaba y tuvo la valentía de enfrentarse al franquismo en defensa de las lecheras, los panaderos y otros sectores desfavorecidos. Muchos como yo hemos cometido muchos errores y nos equivocamos todos los días, pero somos sinceros en nuestra lucha de Liberación Nacional y sabemos que el enemigo es el invasor español, no el pueblo canario, aunque entre nosotros haya mucha... /discurso de Ramírez/. Si la independencia no llega pronto este pueblo desaparecerá como tal, la invasión de Canarias en la última década ha sido programada, con un objetivo claro: acabar con cualquier seña de identidad del pueblo canario. Se que eres inteligente y algún día mirando al mar desde La Cajonera podrás entender mis palabras. No me considero un gilipollas y se lo que hago y por lo que lucho. Bueno Jesús, sino regreso no me esperes, mi semilla ya está plantada.

Anghel Morales García dijo...

Amigo Jesús:
Don Pepito ganaría mucho más dinero siendo fiel y dócil a los españoles.
Tiene a su cargo el periódico más vendido de Canarias, por lo tanto, no necesita para nada adoptar esta postura independentista y esto molesta bastante a los españoles y a la burguesía canaria. No voy a ser el defensor de don Pepito ni muchísimo menos, el hace su labor y otros hacen otra, como los que se están moviendo a nivel internacional buscando apoyo a la independencia de la Nación Canaria, lo de Gran Canaria es una chorrada negativa si la comparamos con todas las positivas que tiene EL DIA. Gente de Gran Canaria como los hermanos Palarea, Víctor Ramírez, Isidro Santana o Francisco Tarajano, no se siente ofendidos por las tonterías del "gran" y valoran el atrevimiento de don Pepito por la causa Independentista. Aquí tenemos la fea costumbre de intentar desprestigiar a cualquier canario que luche por su libertad. La Independencia de Canarias no pasa por EL DIA, pero su apoyo es bastante positivo. Antonio Cubillo cometió muchos errores, pero si los invasores españoles intentaron matarlo es porque algún peligro representaba y tuvo la valentía de enfrentarse al franquismo en defensa de las lecheras, los panaderos y otros sectores desfavorecidos. Muchos como yo hemos cometido muchos errores y nos equivocamos todos los días, pero somos sinceros en nuestra lucha de Liberación Nacional y sabemos que el enemigo es el invasor español, no el pueblo canario, aunque entre nosotros haya mucha... /discurso de Ramírez/. Si la independencia no llega pronto este pueblo desaparecerá como tal, la invasión de Canarias en la última década ha sido programada, con un objetivo claro: acabar con cualquier seña de identidad del pueblo canario. Se que eres inteligente y algún día mirando al mar desde La Cajonera podrás entender mis palabras. No me considero un gilipollas y se lo que hago y por lo que lucho. Bueno Jesús, sino regreso no me esperes, mi semilla ya está plantada.

Anghel Morales García dijo...

Amigo Jesús:
Don Pepito ganaría mucho más dinero siendo fiel y dócil a los españoles.
Tiene a su cargo el periódico más vendido de Canarias, por lo tanto, no necesita para nada adoptar esta postura independentista y esto molesta bastante a los españoles y a la burguesía canaria. No voy a ser el defensor de don Pepito ni muchísimo menos, el hace su labor y otros hacen otra, como los que se están moviendo a nivel internacional buscando apoyo a la independencia de la Nación Canaria, lo de Gran Canaria es una chorrada negativa si la comparamos con todas las positivas que tiene EL DIA. Gente de Gran Canaria como los hermanos Palarea, Víctor Ramírez, Isidro Santana o Francisco Tarajano, no se siente ofendidos por las tonterías del "gran" y valoran el atrevimiento de don Pepito por la causa Independentista. Aquí tenemos la fea costumbre de intentar desprestigiar a cualquier canario que luche por su libertad. La Independencia de Canarias no pasa por EL DIA, pero su apoyo es bastante positivo. Antonio Cubillo cometió muchos errores, pero si los invasores españoles intentaron matarlo es porque algún peligro representaba y tuvo la valentía de enfrentarse al franquismo en defensa de las lecheras, los panaderos y otros sectores desfavorecidos. Muchos como yo hemos cometido muchos errores y nos equivocamos todos los días, pero somos sinceros en nuestra lucha de Liberación Nacional y sabemos que el enemigo es el invasor español, no el pueblo canario, aunque entre nosotros haya mucha... /discurso de Ramírez/. Si la independencia no llega pronto este pueblo desaparecerá como tal, la invasión de Canarias en la última década ha sido programada, con un objetivo claro: acabar con cualquier seña de identidad del pueblo canario. Se que eres inteligente y algún día mirando al mar desde La Cajonera podrás entender mis palabras. No me considero un gilipollas y se lo que hago y por lo que lucho. Bueno Jesús, sino regreso no me esperes, mi semilla ya está plantada.

Jesús Castellano dijo...

Vale, Anghel, aunque los hechos hablan, las personan piensan o tiran piedras contra su tejado, y las palabras son viento y se van al viento, lo que tú dices es más esperanzador y saludable, así que... a tus pies, amigo. Mientras haya gente como tú, Cubillo, Rámirez... etcétera, valdrá la pena seguir mostrando nuestra bandera independentista. Y como sé que vas a venir, pos te espero.

Anghel Morales García dijo...

Amigo Jesús:
Te pido perdón porque entes mandé el correo varias veces, pero donde estoy no me aclaro con este puto ordenador, que creo que es soviético. Hoy han enterrado en La Laguna a uno de los más grandes luchadores por la libertad que ha existido en Canarias, preso muchas veces, siempre tuvo en su mente la busqueda de la concordia. Todos los historiadores canarios se sirvieron de el los últimos 60 años, pero creo que ninguno supo darle el verdadero valor que tenía, demasiado grande para la vanidad de los mediocres. Mañana intentaré publicar en mi blog algo sobre su vida. SIEMPRE EN LA MEMORIA ANTONIO GARCIA GARCIA.
En cuanto al otro tema, te lo contaré con un echo real:
Alla en Chipude en la Gomera, encontramos hace años a una viejita buscando en la puerta de su cueva, nos dijo que se le había perdido una aguja y nos pusimos a buscar con ella. Pasado un rato y ante el nulo resultado, le pregunto: ¿está segura que se le perdió aquí? ¡¡¡No!!! -respondió-. Se me perdió en el fondo de la cueva. ¿entonces porque la busca aquí en la puerta? -interrogué-. ¡Porque hay más luz! -concluyó la vieja-.
Eso es lo que pasa, amigo Jesús. La Independencia de Canarias no pasa por EL DIA, ni por Antonio Cubillo y menos por José Luis Concepción, pero deja que el enemigo se entretenga con ellos, que parecen los monopolizadores de la causa -la luz-. La independencia viene por otro camino, por los que buscamos en el fondo de la cueva, por los que trabajamos en silencio y buscamos apoyos en organismos y países donde nos puedan ayudar, lo que hacen ellos es clamar en el desierto, pero son necesarios, en este `pueblo no sobra nadie, ni tan siquiera los que equivocadamente colaboran con el invasor. El enemigo no es tonto y también utiliza sus armas, el error histórico ha sido menospreciarlo.
Si no vuelvo no me esperes, pero quedate con el mensaje.